El presidente Mauricio Macri firmó un decreto que aumenta de 0,5% a 2,5% un impuesto a las importaciones, con lo que busca mejorar la recaudación y alcanzar el déficit cero acordado con el FMI.

Se trata de la "tasa de estadística" que deben tributar las mercaderías que ingresan al país y que desde hace más de veinte años que estaba establecida en el 0,5 por ciento. El Gobierno argumentó que la suba se debe a la necesidad de "equilibrar las cuentas públicas y eliminar el déficit primario".

El decreto 332, firmado por Macri, Marcos Peña y Nicolás Dujovne, argumenta que "en estas dos décadas se han producido cambios tecnológicos, organizacionales y geopolíticos que modificaron sustancialmente el desarrollo de las tareas estadísticas sobre las importaciones". "Las operaciones de comercio exterior requieren de actividades específicas del Estado nacional, las cuales comprenden registraciones, cómputos, sistematizaciones, fiscalizaciones, habilitaciones y certificaciones, entre otras tareas", insiste.

Otro de los argumentos esgrimidos en el decreto es que "países como Uruguay aplican a sus importaciones tasas con alícuotas superiores a las establecidas" por Argentina. "El Congreso de ese país estableció la cuantía de la tasa consular aplicable a sus importaciones en un 3% intrazona y 5% extrazona", recuerda.

Comentá y expresate