Este sábado una delegación del gobierno argentino partirá a Washington para continuar con las reuniones técnicas con los miembros del staff del Fondo Monetario Internacional(FMI). Esta reunión forma parte de la batería de intentos del gobierno para evitar un default a fines del primer trimestre de 2020 y refinanciar pagos que rondan los USD 19.000 millones durante todo el año próximo.

Martín Guzmán, el ministro de Economía, no viajará a Washington para acompañar a la delegación, ya que se quedará trabajando en el proyecto de Ley de "mejores entendimientos" con el FMI que podría presentar este mes en el Congreso. La delegación será encabezada por Sergio Chodos, quien es representante de Argentina en el Fondo.

La necesidad del gobierno de acelerar el ritmo de las conversaciones con el Fondo creció después de las elecciones del 14 de noviembre y Guzmán intenta cerrar un acuerdo antes de marzo del 2022, cuando vence un pago por unos 2.800 millones de dólares. La preocupación es no lograr un acuerdo para ese momento y que las reservas del Banco Central sean insuficientes para afrontar el vencimiento, lo que empujaría al país a un default.

Mientras tanto, algunos funcionarios, como Cecilia Todesca, secretaria de Relaciones Económicas Internacionales la Cancillería, aseguran que Argentina pagará el vencimiento de diciembre por 1.800 millones de dólares.

Argentina busca cerrar un nuevo acuerdo con el FMI por el préstamo por 57.000 millones de dólares concedido al gobierno de Mauricio Macri, de los cuales se desembolsaron 44.000 millones de dólares. Fernández rechazó los tramos pendientes tras asumir en diciembre de 2019.

Para hacer frente al crédito con las reglas vigentes, Argentina debería pagar vencimientos por unos 19.000 millones de dólares anuales en 2022 y en 2023.

El gobierno se propone incluir los lineamientos del nuevo acuerdo con el FMI en un plan plurianual que Fernández prometió enviar al Congreso en diciembre.

Comentá y expresate