El Gobierno nacional decidió dar marcha atrás con la quita de pensiones a personas con discapacidad, luego de la oposición generalizada a la medida. Lo anunció la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, la tarde de este jueves.

Desde el Gobierno aseguraron que la restitución se hará de manera automática desde la semana que viene. No obstante, anticiparon que se revisará caso por caso para establecer quiénes no deberían cobrar el aporte estatal.

El Estado nacional suma así una nueva marcha atrás de la gestión. Esta vez, la reacción tuvo lugar tres días después de que se presentaran las primeras denuncias por errores en la quita de las pensiones.

La polémica medida de dejar desprovistos del aporte a más de 70 mil argentinos con discapacidad había sido cuestionada por toda la oposición: el kirchnerismo, el massismo y la izquierda, además de diversos gremios, asociaciones, ONGs, la Iglesia Católica y otros sectores sociales.

Este jueves, miles de ciudadanos salieron a la calle en distintos puntos del país, principalmente en el Obelisco de Buenos Aires.

Entre los que no verán restituida su pensión, se hallan quienes tengan ingresos comprobados superiores a 100 mil pesos. Tampoco se retrotraerá la situación de personas fallecidas.

En un comunicado, Stanley, quien hoy mantuvo una reunión con el jefe de Gabinete, Marcos Peña; reiteró que el Gobierno "va a asegurar el pago de las pensiones a todas las personas que sufren una discapacidad".

La ministra manifestó que "lo primero que queremos es transmitir tranquilidad al respecto y que hay un millón y medio de familias que reciben una pensión en la Argentina y que la van a seguir cobrando".

La funcionaria explicó, además, que se restablecerán "todas aquellas pensiones de personas que tienen discapacidady que, por error de aplicación de criterio, pueden haberse quedado sin cobrar la pensión en este último cobro". En ese sentido, indicó que "la van a estar recibiendo la semana que viene".

Comentá y expresate