El rumor generalizado que Mauricio Macri ofreció la vicepresidencia en la fórmula de Cambiemos a Ernesto Sanz ya es una noticia. Se supo ayer que el dirigente radical en una reunión con dirigentes de PRO volvió a negarse a ser el compañero de Macri en la fórmula presidencial.

Tras la negativa de Sanz, el Presidente designó a los representantes del PRO que negociarán con los radicales la candidatura a vicepresidente.

La mesa de diálogo estará integrada porEl jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, y el secretario general del partido, Francisco Quintana, quienes además debatirán la estrategia electoral y la eventual ampliación de Cambiemos con sus socios de la UCR.

Los radicales votaron la Comisión de Acción Política (CAP) en la convención nacional, que estará integrada por Ernesto Sanz, Emiliano Yacobbiti y Alejandra Lorden, además del presidente del partido y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo.

Reelección

Sanz aseguró que Macri será reelecto, pero advirtió que las derrotas electorales del oficialismo hasta ahora son "una piña de knock out" que obliga a "no cometer el error de no llamar a acuerdos" con otros partidos.

A la vez, manifestó la necesidad de convocar a una alianza de Cambiemos con sectores "republicanos" del peronismo para evitar una polarización que afecte el desarrollo del país.

"La experiencia (de las derrotas electorales) es una piña de knock out que nos ha pegado, que hace que, hacia adentro y hacia afuera, no podamos cometer el mismo error de no llamar a acuerdos", afirmó el ex presidente de la UCR, en el marco del ciclo "Diálogos para la Argentina" organizado por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

"Si solo no pudiste llegar al final del mandato un poco más distendido, quiere decir que necesitás otra cosa hacia adentro y hacia afuera", afirmó el ex senador, quien asistió a la charla junto con el actual senador del PJ y precandidato presidencial de Alternativa Federal Miguel Ángel Pichetto.

Según Sanz, "si el oficialismo y el peronismo republicano hubiéramos hecho los deberes, hoy, en vez de hablar de polarización, estaríamos hablando de coaliciones de dos fuerzas y no una polarización".

Al respecto, evaluó que "lo que produce la polarización, es dos por la negativa", mientras que "las coaliciones son por la positiva, y eso es lo que está pendiente en la Argentina".

Sin embargo, afirmó: "Estoy convencido de que el Presidente de la Nación en el período 2019-2023 va a ser Mauricio Macri porque, por más dudas y decepciones que tengan, no creo que las sociedades se suiciden".

"Me lo imagino (a Macri) mirando hacia atrás para reconocer que se cometieron algunos errores importantes. El primero, no haber gestionado un acuerdo político de gobernabilidad sobre políticas de Estado cuando más poder uno tiene", aseguró el dirigente radical.

Y puntualizó que el mandatario tuvo "dos momentos" para hacerlo: "en enero de 2016 y en octubre de 2017, cuando apenas se ganó las elecciones".

"Los acuerdos hay que promoverlos desde una posición de fuerza. Si no, no existen. Eso es lo que nos está pasando hoy. Es difícil hacer acuerdos porque en plena competencia juegan otros intereses", manifestó el ex senador por Mendoza.

Comentá y expresate