El banco HSBCestá muy cerca de prestarle al Gobierno cerca de US$1000 millones, mientras que otras entidades ofrecieron sumarse con más dinero, para el programa financiero de este año.

Así aseguraron calificadas fuentes del sistema financiero, que indicaron que están avanzadas las conversaciones con el banco HSBC para que aporte una buena parte del Repo, una línea de crédito de corto plazo otorgada contra la garantía de bonos públicos.

La negociación está a cargo del Ministerio de Finanzas que dirige Luis Caputo, quien ayer dijo que están buscando integrar un Repo de unos dos mil millones de dólares a dos años.

Además, se negocia un crédito tradicional y habrá reuniones con los líderes de varios bancos internacionales a principios de la semana próxima.

La operación es similar a la que se organizó en 2016, cuyos fondos ingresaron el año pasado, por el aporte de los bancos Nomura, Bilbao Vizcaya, Francés, HSBC y Citibank. En total, fueron US$6000 millones.

En este caso, serán entre US$2000 y US$3000 millones, de los cuales HSBC aportará entre la mitad y dos terceras partes. Hay conversaciones con otros dos bancos, cuyos nombres no trascendieron, para lograr el resto de los fondos.

Comentá y expresate