Se conocieron los resultados de los exámenes toxicológicos que se le realizaron a Rubén Darío "El Pepo" Castiñeiras. Los mismos indicaron que, al momento del trágico accidente, tenía rastros de marihuana y cocaína, en su orina. Sin embargo, no pudieron determinar la presencia de alcohol en sangre, según confirmaron fuentes cercanas al expediente a Infobae.

La pericia fue realizada por la Superintendencia de Policía Científica de la provincia y agrava la situación judicial del cantante, quien esta semana fue trasladado desde el hospital a la comisaría de Chascomús.

El accidente, ocurrido el 20 de julio, dejó como saldo la muerte de Ignacio Abosaleh y del trompetista Nicolás Carabajal. , defendido por el abogado Miguel Ángel Pierri y trasladado esta semana a una comisaría de Chascomús donde permanece detenido tras recibir el alta de su internación

La defensa sostiene que al no haber rastros de alcohol, la marihuana y la cocaína podrían haber sido consumidos en los últimos días y no necesariamente en la noche previa al accidente.

Comentá y expresate