Gustavo Posati y Mariano Domínguez, la pareja gay que fue expulsada del balneario Ocean Club de Playa Grande por besarse, realizaron la denuncia formal por discriminación ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo.

La pareja fue recibida por Victoria Donda, la titular del organismo, y la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz. “Desde el @inadi queremos destacar el valor que tuvieron Mariano y Gustavo en llevar adelante la denuncia para poder evitar que la discriminación y la violencia sean moneda corriente en las relaciones que construimos como sociedad”, expresaron desde el organismo en la red social Twitter.

“Recibimos en el @inadi a Gustavo Posati y Mariano Domínguez, la pareja que fue discriminada en un balneario de Mar del Plata donde no se los dejó ingresar. Nos acompañó @EstelaDiaz63, Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Pcia de Bs As”, sostuvo Donda.

La ministra, por su parte, aseguró que “no es derecho de admisión, es discriminación” lo que sufrieron los hombres.

El hecho

Posati y Domínguez llegaron a Mar del Plata desde Capital Federal la última semana del año pasado para disfutar las fiestas y los primeros días del 2020 frente al mar. En una de las jornadas en que decidieron concurrir nuevamente al balneario Playa Grande, donde un amigo de la pareja alquilaba una carpa y los había invitado, se encontraron con una excusa insólita: no podían pasar porque se habían besado el día anterior.

- Es un lugar familiar.

- Nosotros también somos familia.

El video que filmó Gustavo muestra a un carpero ensayando excusas teñidas por la intolerancia para negarles el ingreso al sector de carpas y sombrillas. Al final del video, el empleado de la firma alega que la decisión no es "suya" pero al indagar sobre quién determinaba algo semejante, no supo responder.

Comentá y expresate