Mientras hacía su coreografía en “Bailando 2019”, Charlotte Caniggia vivió una situación muy incómoda en la ronda de Cha Cha Pop. Junto con Agustín Reyero fueron los primeros que bailaron en la pista de ShowMatch.

En la previa, Charlotte anunció novedades en su línea de productos: “Estamos cambiando el aroma del perfume porque no me gustó. Voy a copiar uno; voy a hacer medio trampa, pero bueno”. "¡Pero no se pueden chorear los perfumes!", le advirtió Tinelli.

Luego el conductor le preguntó si era cierto que ella gastaba 3000 dólares por mes. "Igual no llevo la cuenta. Ahora estoy comprando cosas para mi casa, que es en el Faena, porque a mi hermano y a mí, no nos gusta la decoración", contestó. Tentado, Marcelo dijo: "La gente del Faena está encantada con lo que dijiste".

Además, Charlotte disparó contra Mora Godoy: “No me gusta su energía, no me cae bien. ¡Tenía que sincerarme! Después de que dijo que mis papás estaban separados, le hice la cruz”.

Embed

Durante la coreo, se vivió un momento de gran tensión: a Charlotte se le desprendió una parte de sus extensiones capilares. "Yo tengo el pelo cortito. Todo esto es camuflado, Marce -se lo tomó ella en chiste cuando el conductor le alcanzó la cortina de cabello que había quedado tirada en el piso-. Esto me lo hace mi estilista porque si espero a que me crezca el pelo, voy a tener 80 años".

Embed
https://publish.twitter.com/?query=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Feltreceoficial%2Fstatus%2F1172693189993480192&widget=Tweet

Por otra parte, Charlotte confirmó que su madre, Mariana Nannis aún está en la Argentina, pero ante el pedido de Marcelo Tinelli, la joven desestimó la posibilidad de que su mamá quiera ir de invitada a "ShowMatch".

Luego, recibió las devoluciones del jurado, que no fueron puros halagos. “Hubo varios momentos interesantes más allá de la volada de la peluca. Me gustó mucho cómo usaron las pantallas. Charlotte está bailando mucho. Lo que me faltó es el ritmo, para mí fue más pop que cha cha”, analizó Ángel De Brito, cuyo voto es secreto.

“Fue una coreo muy exigida con mucho truco, pero el ballroom no lo vi. Me faltó el paso básico”, observó Carolina “Pampita” Ardohain, les puso 4 y calificó al cuadro de “medio ladri” cuando la coach, Barby Reali, explicó que trató de evitar el cha cha por la dificultad que suponía para Charlotte y se quejó de que Karina La Princesita también había sido medio "ladri" al incluir el canto en su coreografía y que nadie le reclamó como le estaban reclamando a Charlotte.

“Se nota que Charlotte le está poniendo garra. Me gustó que cuando se le cayó la peluca, siguió”, valoró Florencia Peña, y le dio 7 puntos. El más duro de todos fue Marcelo Polino, quien calificó a la pareja con cero y agregó: “Este es un ritmo muy delator, te sale o no te sale. Aquí no pueden disimular. ¡Y encima se te vuela la peluca! ¡Fue un disgusto todo!”.

A su turno, los tres integrantes del BAR decidieron mantener el puntaje. Flavio Mendoza concordó con el jurado: “Hubo mucho más pop que cha cha. A Agustín, hay que exigirle más”. Laura Fidalgo destacó el esfuerzo: “Charlotte bailó mucho más que en otros momentos”. En tanto, Aníbal Pachano vio la mitad del vaso lleno: “Más allá de que no hubo cha cha, el pop lo hizo bien”. En total, la pareja de Charlotte Caniggia y Agustín Reyero obtuvo 11 puntos.

Antes de retirarse de la pista, Charlotte no se privó de dejar una crítica para Karina: “La Princesita cantó y vendió humo. Además, canta mal en inglés. Yo hablo inglés y te puedo decir que canta mal”, afirmó.

Comentá y expresate