El fiscal Marcelo Romero imputó por falso testimonio y falsa denuncia a Sebastián Martínez y Sandra Sepúlveda, pareja oriunda de la Plata que la semana pasada abrió un dramático caso en el que él aseguraba que ella estaba embarazada y había sido secuestrada dentro del Hospital San Martín de esa ciudad.

La denuncia, replicada y seguida en vivo durante horas por los principales medios de Capital Federal, activó una investigación que con el correr de las horas aumentó las dudas sobre los datos aportados por Martínez.

falsa embarazada secustro.png

Pronto pudieron determinar, mediante cámaras de seguridad del hospital, que Sepúlveda nunca había ingresado a ese establecimiento. Y poco después un análisis de su teléfono celular demostró que por esas horas estaba activado en la zona de La Paternal.

Martínez había asegurado que dejó a su pareja en el hospital para someterse a un control por un embarazo de ocho meses de gestación. En esas circunstancias, relató, recibió un llamado de ella en la que le decía a gritos que la estaban ingresando por la fuerza a un vehículo.

A Sepúlveda la encontraron sana y salva. También sin embarazo, ya que se pudo confirmar que todo fue parte de una gran mentira que habrían acordado con un objetivo que a la fecha los investigadores no tienen muy claro.

Una especulación posible es que hayan querido denunciar el secuestro en el hospital para luego realizar contra la institución alguna demanda, ya sea por la privación de libertad como la desaparición de un bebé que nunca gestaron.

Como los delitos que se les imputan son excarcelables, ambos permanecen en libertad y afrontarán una declaración indagatoria la próxima semana, instancia en la que deberían explicar qué quisieron hacer y por qué.

Comentá y expresate