Osvaldo Laport continúa siendo noticia con el correr de las horas, ya que se siguen conociendo datos de la polémica noche que vivió en San Luis. Todo comenzó el pasado fin de semana, cuando se encontraba junto a un grupo de amigos en un restaurant de la localidad puntana y se negó a pagar la cuenta. El hecho derivó en un escándalo que incluyó una denuncia hacia el actor por violencia de género.

La denuncia fue realizada por Alejandra Camargo, la dueña del bar que funcionó como escenario de lo acontecido durante la madrugada del domingo. De acuerdo al relato de la propietaria, la confusión inició cuando el reconocido actor recibió la cuenta de los tragos que había consumido acompañado por un grupo de amigos y colegas.

"A las 4.20 de la mañana me llama uno de los mozos, viene con la cuenta de Laport y nos dice 'pide un descuento'. Lo autorizamos. Pero volvió el mozo y nos dijo que él quería canje porque su presencia valía, que se había sacado fotos", relató Camargo indignada.

"Nos dijo que si había alguien que tuviera huevos, que fuera y le cobrara la cuenta. Yo me levanté y fui. Cuando me acerco le pregunté si había pasado algo, que no entendía cuál era el problema y que no hacíamos canje", explicó Alejandra.

Luego añadió: "Me agarró del brazo y me dijo que no iba a pagar la cuenta porque tenía los huevos bien grandes... Le pedí a la gente de seguridad que le diga que se vaya. Estaba borracho".

Aunque el intérprete todavía no se pronunció al respecto de lo acontecido, fue su abogado el que rompió el silencio. "Osvaldo está esperando el momento oportuno", declaró su defensor Héctor Licciardi en diálogo con “Pamela a la tarde”.

"Osvaldo se fue del lugar apremiado por una situación de violencia del marido de la dueña del local. Para protegerse, se tuvo que ir entre custodios y personal de seguridad", fue la versión de los hechos que brindó el letrado.

"¿Era una cuenta muy alta?", indagó la conductora, Pamela David. "No, para nada. Me parece que no llegaba a los dos mil pesos", fue la respuesta de Licciardi, provocando la sorpresa de los presentes en el estudio.

Inmediatamente después, aclaró: "No pagaron porque en el momento de pagar la cuenta, la dueña del lugar baja de una manera muy violenta, increpando a Osvaldo y a parte de la gente que estaba ahí".

"Acto seguido baja la pareja de la señora y le propina un golpe. En el medio de un trompis nadie va a preguntar cuánto se debe. Conociéndolo a Osvaldo, no creo que, por los montos que estamos hablando, la cuenta haya sido motivo de violencia...", concluyó el abogado.

Embed

Comentá y expresate