Las marcas y franquicias inmobiliarias fueron habilitadas para operar en Pinamar. El intendente municipal, Martín Yeza, realizó un veto parcial sobre la ordenanza aprobada en el Concejo Deliberante que pretendía prohibir la habilitación municipal de oficinas inmobiliarias con nombres de fantasía y/o en representación de marcas, franquicias o licencias.

El 25 de septiembre, y de forma unánime, el Concejo Deliberante de Pinamar aprobó la ordenanza y envió al ejecutivo la norma que en su artículo 1 “prohibía la habilitación municipal de oficinas inmobiliarias que lo soliciten bajo nombre de fantasías (salvo las exceptuadas por la Resolución Nº 0002/04 del Consejo Superior de Colegios de Martilleros y Corridos Públicos de la Provincia de Buenos Aires) y/o en representación de franquicias, licencias o marcas”.

La ordenanza había sido impulsada por el Colegio de Martilleros departamental y del Centro de Martilleros de Pinamar.

Sin embargo, el 8 de octubre el intendente municipal, Martín Yeza, vetó en forma parcial la iniciativa -en 3 de sus 4 artículos- y propuso un cambio redacción sobre el artículo restante habilitando finalmente la posibilidad de que, inmobiliarias que quieran trabajar con marcas y franquicias de servicios complementarios inmobiliarios nacionales e internacionales.

El Colegio de Martilleros del Departamento Judicial de Dolores rechazó el veto que realizó el intendente de Pinamar, Martín Yeza, sobre la ordenanza que impedía funcionar a las franquicias inmobiliarias.

Daniel Manganiello, presidente de la entidad, consideró a Yeza como “un censurador que quebró la voluntad unánime del Concejo Deliberante”.

Fuente: Infobae / Entrelíneas

Comentá y expresate