El intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, decretó hoy dos días de duelo por el asesinato de Fernando Báez Sosa, quien fue atacado por un grupo de rugbiers a la salida de un boliche en esa localidad balnearia bonaerense el último sábado.

La medida, anunciada por el municipio en un comunicado, va en línea con el reclamo realizado en ese sentido por vecinos y turistas de la ciudad, que ayer se movilizaron frente al boliche Le Brique para repudiar el hecho y pedir justicia.

El intendente dispuso 48 horas de duelo en el distrito, con izamiento de banderas a medias de todos los edificios públicos municipales, por “el penoso acontecimiento sucedido en la madrugada del último sábado”, cuando el joven sufrió una “feroz golpiza”.

Calificó además como “lamentable” el ataque que terminó con la muerte de Báez Sosa (19), “el joven que se encontraba de vacaciones en nuestra ciudad”.

Comentá y expresate