El juez federal Daniel Rafecas organizó su defensa. A las 9 de este jueves estará ante la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura para hacer su descargo ante la denuncia que le hizo el consejero Ángel Rozas planteando por "mal desempeño" y "sentencia fraudulenta" por desestimar la denuncia que el fallecido fiscal Alberto Nisman realizó contra Cristina Kirchner por encubrimiento del atentado a la AMIA.

Después de la destitución del camarista Eduardo Freiler, el Consejo de la Magistratura busca avanzar contra el juez Daniel Rafecas, que cuenta con más de trece años en el fuero federal. El dictamen acusador presentado por Ángel Rozas -de más de 60 páginas-, le recrimina al magistrado su decisión de cerrar la denuncia de Alberto Nisman contra la ex Presidenta a quien había acusado por encubrimiento del atentado de la AMIA tras la firma del Memorándum de Entendimiento.

En dicho contexto, son cinco las acusaciones que recaen sobre Rafecas, primero por una “insuficiente actividad procesal” ya que según el escrito “no hubo producción de pruebas”. También se le recrimina haber cometido un “análisis parcializado de la prueba”, un “faltante o insuficiente fundamentación” de su decisión, además de una “argumentación falsa y manifestaciones políticas improcedentes” y conjuntamente una “inusual premura en la resolución del caso”.

Como resultado de dichos planteos, el consejero Rozas sostuvo que la actuación del Juez "merece el más alto reproche institucional, en virtud de que su sentencia se considera una construcción intencionalmente alejada del ordenamiento jurídico aplicable, de los hechos, de la trascendencia institucional de la causa y con la intención de favorecer a los más altos funcionarios de la República que ejercían el poder en esos momentos”.

El magistrado unificará en su defensa cuatro de las acusaciones que considera están abocadas "al contenido de la sentencia". Con una defensa "jurídica" sostendrá que para "evaluar el contenido de las sentencias hay instancias judiciales", remarcando que el planteo que los consejeros jueces realizaron cuando se discutió la citación que obtuvo mayoría oficialista.

Por otro lado, Rafecas se defenderá de la acusación de una llamada telefónica "intimidatoria" contra el diputado Waldo Wolf. Allí reiterará que la comunicación "existió" pero que no hubo ninguna amenaza de por medio.

El dictamen acusador sostiene que los fundamentos planteados por Rafecas cuando determinó que en la denuncia de Nisman no había delito, son “intencionalmente artificiales y aparentes"y se encuadra en los conceptos de "arbitrariedad manifiesta” a lo que se se le agrega “el notorio favorecimiento de funcionarios públicos del más alto nivel de nuestro país, se incursiona en el mal desempeño, que lo descalifica como Juez de la Nación”.

Al mismo tiempo se indicó que no hubo posibilidades de “producir medidas de prueba” lo que “ha imposibilitado arribar a la verdad de los hechos, a la vez que ha impedido demostrar la inocencia de los sindicados”. Por ello, denunciaron al juez por "mal desempeño" y "sentencia arbitraria".

La citación del juez se concreta por el Artículo 20 del Reglamento de la Comisión que está integrada por nueve personas, donde el oficialismo está representado por los consejeros Pablo Tonelli, Miguel Piedecasas, Gustavo Valdés, Juan Bautista Mahiques y Ángel Rozas, quienes votaron a favor de la citación. A este planteo se sumó Jorge Candis y sólo votó en contra Leónidas Moldes, mientras que Luis María Cabral votó en contra del dictamen, pero sí a favor de que se lo cite para que explique la llamada telefónica a Waldo Wolf.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate