En medio de una charla frente a referentes sociales, empresarios y medios, el candidato presidencial Alberto Fernándezmencionó un libro. "El Hambre", de Martín Caparrós.

No es cualquier libro, y el contexto tampoco. Durante aquella mañana soleada en la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UBA, el hombre que está más cerca de gobernar la Argentina en los próximos cuatros años lanzó un plan para combatir la pobreza, en el caso que ganara la elección. Lo llamó “Argentina contra el Hambre” y busca combatir el mal que aqueja al 35,4% de la población, fruto de la gran desigualdad social que reina en el país.

El libro que nombró lo escribió el autor argentino hoy radicado en España. Al hacerlo, contó una anécdota: “Estando en Madrid me pidió una audiencia Martín Caparrós y vino con un librito de él que se llama "El Hambre". Me hizo la pregunta, y gracias a Dios que me la hizo: ¿por qué la Argentina con todo el potencial de producción de alimentos que tiene no se pone de pie para terminar con el hambre?”.

"El Hambre" salió en 2014 con la ambiciosa tarea de explicar la raíz de la miseria en el mundo. “Conocemos el hambre, estamos acostumbrados al hambre: sentimos hambre dos, tres veces al día. No hay nada más frecuente, más constante, más presente en nuestras vidas que el hambre —y, al mismo tiempo, para la mayoría de nosotros, nada más lejos que el hambre verdadero”, escribe Caparrós en este texto, mezcla de crónica y ensayo, que tiene 616 páginas y fue editado en Argentina por Planeta y en España por Anagrama.

En otro fragmento, Caparrós interpela al lector de este modo: “Entre tantas preguntas que me hago, que este libro se hace, hay una que sobresale, que repica, que sin cesar me apremia: ¿Cómo carajo conseguimos vivir sabiendo que pasan estas cosas?”.

Hace varios años que Martín Caparrós vive en España y escribe para El Paísartículos de lo que él llama vida cotidiana. Su último libro es Todo por la Patria, una novela que ocurre en los años treinta y que permite vislumbrar en esa Argentina lejana todo lo que ocurrirá después.

Autodefinido como de izquierda, nunca ha dudado en criticar al macrismo y al kirchnerismo por igual. Tanto es así que se ha ganado el rechazo de militantes y simpatizantes de ambos bandos. Sin embargo, su trabajo de cronista le ha permitido conocer de cerca el hambre y la pobreza que en el mencionado libro define como “la razón de cambios sociales, progresos técnicos, revoluciones, contrarrevoluciones. Nada ha influido más en la historia de la humanidad. Ninguna enfermedad, ninguna guerra ha matado más gente. Todavía, ninguna plaga es tan letal y, al mismo tiempo, tan evitable como el hambre”.

Comentá y expresate