El marplatense Mariano Echeverría renunció a su cargo como entrenador de Tigre, en la Primera División del fútbol argentino. El "Flaco", surgido en Independiente de esta ciudad, decidió terminar su ciclo tras el empate del último sábado por 4 a 4 ante Banfield.

Echeverría dirigió 11 partidos en la Superliga, con un saldo de 3 empates, 3 victorias y 5 derrotas. Tigre está penúltimo en la tabla de los promedios, en una situación muy complicada con el descenso.

Bajo la conducción de Echeverría, Tigre marcó 14 goles y recibió 22. La efectividad en puntos fue del 36,36%.

Mientras tanto, la dirigencia de Tigre decidió que Juan Carlos Blengio, exjugador de la institución, se haga cargo del plantel de forma interina.

Comentá y expresate