El marplatense Matías Soulé, de 17 años, por fin pudo darse el gran gusto de ponerse la camiseta de Juventus y jugar tras su transferencia de principios de año, cuando dejó Vélez Sarsfield para ir por su experiencia en el fútbol europeo.

Después de algunos inconvenientes físicos, luego las demoras por la pandemia que paralizó entrenamientos y competencias, el adolescente pudo jugar este sábado 20 minutos y ser decisivo en el gol que selló la victoria ante el clásico rival.

“Debutó hoy, cambió un poco el partido y pudo hacer la jugada del gol”, contó Néstor, el padre, que lo sigue de cerca en esta posibilidad de ser parte de una de los mejores y más competitivos torneos de fútbol del mundo.

En ese breve tiempo que estuvo en cancha demostró que tiene cualidades y que el cambio de aires no le pesó. En imágenes se puede ver que estuvo muy activo, llevó la pelota, pisó área rival y generó muy buenas oportunidades para convertir.

Embed

Soulé se fue a Italia con apenas 16 años, tentado por una chance que si bien se podía dar en algún momento por sus condiciones futbolísticas, apareció como muy concreta y clara como para no dejarla pasar.

Soulé, según publicó entonces Ahora Mar del Plata, se vio envuelto en una situación polémica cuando pasó de Vélez a Juventus tras hacer uso de la patria potestad. Sus inicios en el fútbol fueron cuando tenía 3 años, en Argentinos del Sud. “Ahí jugué hasta cancha de 9 y después pasé a Kimberley. A los 11 me fui a la pensión de Vélez. Me vieron jugar en un torneo con la Selección en Portugal y, como no tenía contrato, aproveché la oportunidad y me fui a Juventus", dijo.

A la hora de definir su juego, Soulé se referenció, por características, en un jugador de Selección: "Soy bastante parecido a Di María. Me gusta el uno contra uno, la gambeta por la banda. También me gusta enganchar para adentro", destacó.

Comentá y expresate