La historia tiene como protagonista a Ignacio Martín, un falso médico de 19 años que atendió a más de 50 pacientes durante la pandemia y fue detenido por la Policía.

Martín se desempeño como voluntario en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, informó una fuente judicial vinculada a la investigación.

El fiscal de Instrucción de Río Cuarto, Daniel Miralles, ordenó el 4 de febrero la detención del falso profesional, que se efectivizó en su vivienda del barrio Los Paraísos de la ciudad de Córdoba, e imputado por los delitos de "ejercicio ilegal del arte de curar" y "falsificación de documentos".

El 27 de enero último se conoció públicamente que Martín fue separado del COE, el 22 de diciembre del año pasado, y denunciado por el Ministerio de Salud y el Consejo Médico luego de detectar que presentó documentación alterada para ejercer ilegalmente como médico.

Martín había sido contratado en el marco de la convocatoria de profesionales de la salud, para integrar los equipos de salud afectados a las acciones contra el coronavirus.

El imputado fue trasladado a la jurisdicción judicial de Río Cuarto, donde se realizó la denuncia, en tanto se investiga otros posibles hechos ilícitos que trascendieron en los medios locales.

El ministro de Salud, Diego Cardozo, sostuvo ante los medios locales que el joven “había manifestado que se había recibido de médico”, pero que las “irregularidades de la documentación falsa” se encuentran cuando el municipio de Río Cuarto inicia el trámite para la firma del contrato, incluso que había utilizado la matrícula profesional de una médica de la ciudad de Córdoba.

La causa se encuentra con secreto de sumario, no obstante algunos testimonios que se conocieron por los medios locales, revelan que Martín se desempeñó ilegalmente en varias localidades de la provincia durante la pandemia.

Comentá y expresate