Una iniciativa compartida por el Consorcio Portuario Regional, la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera y el Centro de Formación Profesional N°418 combinó la donación de capturas logradas frente a estas costas y la capacitación de mano de obra en procesamiento de esas materias primas para incorporar pescado fresco en el menú que se sirve en comedores escolares de la ciudad.

Filet empanado con arroz se sirvió este martes en el almuerzo que disfrutaron alumnos de la Escuela Primaria EPB N°12, donde se realizó esta experiencia que ofició como prueba piloto de lo que se buscará instalar como una costumbre a la hora de diseñar el plan de alimentación para los niños que comen en los establecimientos educativos donde cursan sus estudios.

La flota costera que tiene amarre en el puerto de Mar del Plata realizó las capturas. Tras la descarga en muelle se derivó la mercadería hasta la Escuela Nacional de Pesca, sede del curso de Procesamiento de Pescado que dicta el Centro de Formación Profesional N°418. Y de allí, siempre a partir de móviles refrigerados cedidos por la firma Salucla, directo a la cocina de la escuela.

Gabriel Felizia, presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, manifestó su satisfacción por la concreción de este proyecto que se empezó a definir hace más de un año, cuando se ponía en marcha esta capacitación de mano de obra. “Siempre buscamos formar recursos calificados para nuestra industria pesquera pero también tener una alternativa directa para que el pescado que se pesca en estas costas y se descarga en nuestros muelles esté mucho más presente en la dieta de los comedores escolares”, explicó.

Recordó que el de Mar del Plata es el principal puerto pesquero del país y que esta experiencia inicial hace una realidad una propuesta de la actual titular de Anses, Fernanda Raverta, que planteaba la necesidad que al menos una vez por semana haya pescado en el menú que se sirve a los alumnos en las escuelas públicas del distrito.

La directora de la EPB N°12, María Laura Rodríguez, agradeció la elección de este establecimiento, consideró que este proyecto “construye soberanía alimentaria” y destacó la particularidad que “alumnos de una escuela comen el pescado que filetearon otros alumnos pero de un curso de procesamiento”.

La materia prima fue aportada en concepto de donación por la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, que de manera periódica ya venía realizando entregas similares para las prácticas de aprendizaje que se realizan en el Centro de Formación Profesional N°418. “La intención es que a este paso inicial que dimos nosotros se sumen otros sectores armadores de nuestro puerto y, cuando vean esto que vivimos en la Escuela 12, acompañen para que el pescado esté más presente en la dieta de los chicos”, afirmó Sebastián Agliano, presidente de la entidad.

pescaescuelas 7.jfif

El curso de Práctico en Procesamiento de Pescado que allí se dicta tuvo su primer período de inscripción hace un año y llega a su fin esta semana con 15 alumnos egresados, listos y preparados para incorporarse al mercado laboral. Las clases se desarrollan en un espacio acondicionado dentro de instalaciones de la Escuela Nacional de Pesca.

Esta capacitación, a lo largo de dos cuatrimestres, va más allá de las técnicas de fileteado de pescado y abarca el proceso integral que contempla pautas de manufacturación, variedad de especies, estudios de laboratorio y demás normas y cuidados sanitarios que se realizan sobre esas materias primas.

El Centro de Formación Profesional N°418 es una iniciativa del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata para la capacitación de recursos humanos y mano de obra calificada para oficios portuarios. En su oferta figuran cursos de operador de autoelevador, electricista naval, soldador e inglés naval, en todos los casos con títulos oficiales que tienen reconocimiento de la Dirección General de Escuelas y Cultura de la provincia de Buenos Aires.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate