Alexandr Wang, de 25 años, es considerado como el multimillonario mas joven del mundo, ya que posee un patrimonio acumulado de 1000 millones de dólares, según la revista Forbes. Este joven es el confundador de Scale AI, una empresa de San Francisco que se ha convertido en el proveedor de decenas de empresas que han logrado mejorar sus sistemas de inteligencia artificial gracias a la optimización ofrecida por esta compañía (Transcripciones de audios, reconocimiento de imágenes, recopilado de documentos, etc).

Los orígenes de Alexandr Wang

Hijo de inmigrantes chinos y criado en la base militar de Nuevo México, Wang ya exhibía su talento para los números compitiendo en olimpiadas de matemáticas y concursos de programación por todo el país. Sus padres trabajaban como físicos en proyectos militares del gobierno estadounidense.

"Mis padres lograron con su trabajo tener un impacto significativo en nuestra forma de entender el mundo. Por eso decidí convertirme en programador, para marcar yo también la diferencia en el planeta", aseguró en una presentación Ted en abril.

Los comienzos de Wang en el área de codificación

Cuando cumplió los 17 años, se mudó de Nuevo México a San Francisco y entró a trabajar en Snap y Quora en el área de codificación; rápidamente mostró su talento y capacidad que lo hizo líder tecnológico en Quora sin estar en la universidad ni tener un título.

La idea para crear Scale Al se le ocurrió durante su breve periodo como estudiante en el prestigioso MIT, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, considerado como una de las mejores universidades del mundo.

image.png

¿Cómo fue la fundación de Scale AI?

A los 19 años, Wang fundó Scale Al junto a su amiga y compañera Lucy Guo. La idea surgió gracias a la necesidad de ofrecer servicios de calidad durante sus trabajos con Quora. Cuando comenzó con el desarrollo de la firma, Wang abandonó su lugar en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde estaba en el primer año de la carrera de aprendizaje automático.

Wang creó la startup en 2016. La compañía de San Francisco irrumpió con fuerza en la industria tecnológica por sus avances en el etiquetado masivo de datos, convirtiéndose así en el proveedor de decenas de empresas que consiguen mejorar los sistemas de inteligencia artificial gracias al uso de transcripciones de audios, reconocimiento de imágenes y recopilado de documentos. El software desarrollado por Wang ha convertido esta suma de números en respuestas esclarecedoras para corporaciones de todos los sectores.

Empresas tan conocidas como Uber, Airbnb, Toyota, PayPal o General Motors conforman su listado de clientes y hasta el Ejército estadounidense se sirve de su tecnología de análisis para determinar, por ejemplo, el daño causado por las bombas rusas en territorio ucranio durante los meses de guerra.

image.png

Scale AI, considerada el último gran unicornio de Silicon Valley (aquellas compañías que alcanzan una valoración de 1.000 millones de dólares sin tener presencia en Bolsa), firmó contratos con las Fuerzas Armadas por valor de 350 millones de dólares y en su junta directiva ya se sientan desde exdirectivos de Amazon hasta el que fuera director de tecnología de Estados Unidos durante el mandato de Donald Trump, Michael Kratsios.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate