El municipio anunció este viernes que aplicará una sanción por la medida de la UTA que resintió el servicio de transporte público en Mar del Plata y generó fuertes quejas entre los usuarios.

"Se notifica la infracción y ellos (por los empresarios del transporte) tienen cinco días para hacer el descargo. Luego se avanza en la aplicación de una multa", dijeron fuentes municipales.

"Quiero que sepan que ya se están realizando las acciones sancionatorias correspondientes", tuiteó el intendente Guillermo Montenegro.

El servicio de transporte público se vio interrumpido por la Asamblea de Elección de Delegados al Congreso General de la UTA.

En una medida insólita, los choferes de colectivo cortaron el recorrido e hicieron bajar a los usuarios en las paradas para ir a votar al gremio.

Durante toda la mañana, se registraron largas filas de pasajeros en las paradas de colectivo. “Una interna sindical no puede tomar de rehenes a los vecinos”, afirmó Montenegro.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate