Personal del Departamento Pesca del Municipio y de la Delegación Municipal Puerto clausuró una planta de fileteado de pescado que funcionaba en un domicilio particular, ubicado en San Salvador 4217, sin contar con la correspondiente habilitación municipal.

El funcionamiento del lugar provocaba molestias y el malestar de los vecinos del barrio, generando denuncias que derivaron en el procedimiento que arrojó como resultado la clausura y el decomiso de productos elaborados en el establecimiento.

Si bien las condiciones higiénicas eran aceptables, las instalaciones complementarias eran inexistentes por ese motivo, y al no contar con habilitación ni trámite iniciado, se procedió a la clausura inmediata y el decomiso de aproximadamente 200 kilos de pescado y calamar.

Comentá y expresate