El municipio de General Pueyrredon acatará la medida dispuesta por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires de bajar a fase 3. La decisión fue confirmada por la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, el secretario de Desarrollo Productivo, Fernando Muro, y el coordinador de Gabinete, Alejandro Rabinovich.

"Al día de hoy tenemos el 69% de las camas de cuidados intensivos ocupadas", aseguró Bernabeiy le pidió a la sociedad que sea "responsable". De todas formas, manifestó que la situación está "controlada"ya que "en la última semana bajó 3 puntos la positividad respecto de la semana anterior".

Rabinovich dijo que "esta situación no es nueva" y aclaró que "no hay ninguna orden para volver a colocar retenes en los accesos de la ciudad". Además, garantizó que "se continuará con la presencialidad en los colegios de la ciudad".

"Conversamos constantemente con las autoridades provinciales, hay un diálogo constante para tomar este tipo de medidas", destacó el coordinador de Gabinete.

En este sentido, contó que "el intendente siempre está en contacto con el gobernador y el jefe de Gabinete de la provincia".

Por su parte, Muro repasó las nuevas restricciones y remarcó que "no se pueden realizar reuniones en los domicilios". Además, detalló que "la gastronomía debe cerrar una hora antes y los gimnasios deben trabajar con un aforo del 30%".

Los bares y restaurantes deberán cerrar a las 23 -una hora antes que en la fase 4- y el resto de los comercios a las 20. Además, en la fase 3 están prohibidas las reuniones sociales en casas particulares y las actividades deportivas de más de 10 personas con o sin contacto, al aire libre o en espacios cerrados.

La circulación se restringirá desde las 0 hasta las 6 de la mañana y también deberán permanecer cerrados el Casino y los bingos. Gimnasios, shoppings y museos podrán seguir funcionando con un aforo del 30%.

Comentá y expresate