Los trabajo de limpieza se llevaron a cabo en las últimas horas y estuvieron a cargo del personal del Emsur (Ente Municipal de Servicios Urbanos).

A partir del traslado de la zona roja, los servicios sexuales se ofrecerán sobre la calle 10 de Febrero, a 100 metros de la avenida Antártida Argentina.

image.png

El municipio se apresta a colocar 10 postes de luz y 15 luminarias para mejorar el alumbrado público y garantizar la seguridad de las trabajadoras sexuales.

Desde el Emvial informaron que esperan la instalación del tendido eléctrico por parte de la empresa EDEA para colocar las luminarias.

Además, se instalarán baños, cestos de basura y un módulo de Desarrollo Social. Desde la comuna aseguran que habrá personal municipal y rondines policiales.

"La Zona Roja va a ser trasladada a un lugar correctamente iluminado, con el asfalto necesario para el ejercicio de la actividad y condiciones de higiene. No va a afectar a los vecinos", dijo el secretario de Seguridad, Martín Ferlauto.

La ordenanza que la actividad deberá desarrollarse lejos de cualquier vivienda, por lo que en el lugar que no habrá sanciones entre las 22 y la 6 en un tramo de la avenida 10 de Febrero, trayecto que no cuenta con vecinos frentistas con residencia domiciliaria.

Las trabajadoras sexuales podrían recibir multas superiores a los 800 mil pesos si no respetan la nueva normativa.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate