Tras una pedido del Fiscal Pablo Cistoldi, personal de Inspección de la Delegación Chapadmalal, inspectores de Emtur y Obras Sanitarias realizaron la constatación y posterior clausura preventiva del balneario Luna Roja por el vertido ilegal de efluentes provenientes de los alojamientos explotados por la UTF sobre el Arroyo Lobería.

La Unidad Turística Fiscal está ubicada en la Ruta 11, en las cercanías de Estafeta Chapadmalal, y coincide con la desembocadura del Arroyo Lobería.

Desde Obras Sanitarias y la Autoridad del Agua se tomaron muestras para saber si existe riesgo para la salud de los vecinos. De esta manera quedó clausurada la totalidad del predio tras la presentación del Fiscal y la Delegación de la Dirección de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas provincial, en el Ente Municipal de Turismo.

La causa seguirá a cargo del fiscal Pablo Cistoldi en la Fiscalía N°11 de delitos culposos contra el Medio Ambiente, mientras que la clausura queda a cargo del Juzgado de Faltas Municipal.

Comentá y expresate