El uniformado recibió varias puñaladas en el tórax que le provocaron heridas muy profundas y letales, de las que no se pudo recuperar, aún cuando fue asistido pronto en una clínica privada ubicada a 50 metros del lugar del hecho.

“Fue impresionate”, resumió Viale al contar lo vivido desde muy cerca, ya que estaba en una de las mesas al aire libre del bar donde el asesino se instaló primero para vociferar y luego para atacar a los policías que habían llegado con intenciones de calmarlo.

Dijo que el atacante sacó de su mochila una cuchilla y se fue contra los cuatro uniformados que intentaban rodearlo, algunos de los cuales tenían su arma reglamentaria en mano. “Dio un salto para adelante y le clavó el cuchillo”, describió.

Sobre el homicida resaltó que decía incoherencias a los gritos y se había posicionado en la vereda, con una mochila en un brazo y un atrapasueños en la otra mano. Cuando los policías lo quisieron calmar, el hombre tomó la cuchilla y los enfrentó. “A ver a quién me cargo primero”, le dijo, según relataron otros testigos.

Viale aseguró que se escucharon “tres o cuatro tiros” desde que el atacante emprendió a puñaladas contra los efectivos. Incluso consideró que el primer disparo se habría realizado “apuntando al piso”, ni siquiera con intenciones de lastimar a quien tenía el arma blanca e intenciones de atacar.

El joven productor vuelve a quedar involucrado en un hecho policial en muy pocos días. Si bien en este caso fue como testigo, el anterior lo tuvo como protagonista: fue cuando con su moto chocó contra un automóvil que dobló en una esquina donde no tenía permitido el giro. Resultó ileso.

Comentá y expresate