Un segundo hisopado permitió confirmar que el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, dio positivo de COVID19.

Desde el Obispado de Mar del Plata confirmaron que a la fecha presenta síntomas de fiebre, dolor de cabeza, afecciones al tracto digestivo y malestar general. Sin embargo, no tiene hasta el momento, ninguna complicación respiratoria.

La cadena de contagio del padre obispo Gabriel estaría vinculada a los dos focos de la Iglesia marplatense que se vieran afectados por brotes de esta pandemia durante la semana. Estuvo en contacto cercano (no estrecho) con el Padre Hernán y el Diácono Juan Pablo de Santa Rita. Días pasados también visitó a las personas en situación de indigencia del Hogar Nazaret, en cumplimiento de su misión pastoral.

Por ahora, el obispo no necesita internación y permanece aislado en la misma Catedral, separado del resto de los sacerdotes que, igualmente, harán la cuarentena por ser contacto estrecho del obispo en la vida cotidiana.

Como consecuencia de esta situación la sede del Obispado de Mar del Plata permanecerá cerrada de manera preventiva toda la semana, del lunes 3 al viernes 7 de agosto.

Comentá y expresate