Monseñor Gabriel Mestre consagró un nuevo sacerdote para la Iglesia Católica. Se trata de Gonzalo Domench, de 31 años, oriundo de Quequén que cumplirá su tarea pastoral en la parroquia San Pío de Pietrelcina ubicada en barrio Alfar de la ciudad.

La misa se realizó en la Catedral Plata y fue concelebrada por monseñor Anotnio Marino, obispo emérito de Mar del Plata; monseñor Alfredo Zecca quien se encontraba en la diócesis, y decenas de sacerdotes. Participaron cientos de fieles de todas las comunidades y partidos que conforman la Iglesia local.

Después de la homilía, llegó el momento más esperado de la celebración cuando a través del rito propio, fue consagrado sacerdote de manos de monseñor Gabriel Mestre. Todo el clero que concelebró la misa también recibió al flamante sacerdote a través de la imposición de las manos y el saludo de la paz.

Al finalizar la eucaristía, Domenech agradeció a todos los que formaron parte de este camino de formación, a la comunidad de Cristo Rey donde realizó su experiencia pastoral como diácono y a la que lo recibe desde ahora, la comunidad de San Pío de Pietrelcina donde dará sus primeros pasos como sacerdote.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate