El gobierno de Guillermo Montenegro volvió a ganarle la pulseada a la oposición en el Concejo Deliberante y aprobó su proyecto que busca regularizar la Zona Roja de Mar del Plata.

El expediente contó con 12 votos a favor y 11 en contra, ya que Acción Marplatense y el Frente de Todos se mostraron en contra de la iniciativa. El voto de Nicolás Lauría fue clave para el oficialismo.

La propuesta cuenta con la base del proyecto de ordenanza 1280 del 2021 impulsado por el propio Lauría. A este expediente se le suma la posibilidad de multar e infraccionar a las personas que no lo cumplan, incluso con la posibilidad de ir a prisión.

"Estamos buscando que los vecinos ganen tranquilad", afirmó el presidente del bloque oficialista, Agustín Neme, entre los abucheos de las personas trans que se encontraban en el lugar.

La alocución del bloque oficialista se vio constantemente interrumpida por el canto de las personas presentes que entonaban que "al calabozo no volvemos nunca más".

A este reclamo se sumo la edil opositora Sol de la Torre que denunció que "con este proyecto se implementa la posibilidad de que detengan a estas personas en la calle por el simple hecho de estar caminando".

En este sentido, desde Acción Marplatense dijo que "el proyecto oficialista es demagogo porque no va a resolver el problema".

"Dentro de unos meses la situación va a ser peor. Solo quieren quedar bien con una parte del electorado y no resolver esta problemática tan compleja", apuntó Horaco Taccone.

Por su parte, la directora provincial de Políticas de Diversidad Sexual, Daniela Castro, utilizó sus redes sociales para criticar al gobierno municipal. "Montenegro no busca resolver sino detener a las compañeras", denunció.

Según se detalla en el expediente aprobado, las multas podría tener un valer superior a los 600 mil pesos y se podría detener a las personas por 30 días.

Comentá y expresate