El oficialismo busca el apoyo de los gobernadores para impedir que la oposición logre aprobar en comisión el proyecto de ley que elimina los aumentos de tarifas de los servicios públicos y que cuenta con media sanción de Diputados.

Los gobernadores, cuya lista será difundida mañana, asistirán al plenario de comisiones del martes a las 11 por iniciativa del bloque de senadores de Cambiemos que comanda el radical Luis Naidenoff, quien justificó el llamado en el hecho de que en el texto aprobado por los diputados "hay una clara intromisión" en las atribuciones de las provincias.

Un día antes, los 25 senadores de Cambiemos recibirán al ministro de Energía, Juan José Aranguren, con el objetivo de cerrar filas de cara al plenario en el que el peronismo y el kirchnerismo unidos buscarán firmar el dictamen del proyecto que elimina los aumentos en las boletas de electricidad, agua y gas.

Desde el bloque que conduce Naidenoff no descartaron, no obstante, ofrecer una respuesta al ultimatum que fijó el peronismo para plantear una propuesta alternativa sobre las tarifas pero ratificaron, que en caso de prosperar la iniciativa de Diputados la ley sería vetada por el Poder Ejecutivo.

Algunos de los gobernadores a los que Cambiemos cursó invitaciones para el plenario ya expresaron esta semana sus reservas respecto a la propuesta aprobada en Diputados. Es el caso del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien planteó esta semana en una conferencia de prensa dos observaciones a la iniciativa.

El gobernador propuso "federalizar la discusión" para que cada distrito se haga cargo de la negociación correspondiente, y "bajar los costos de la generación" de energía con el fin de reducir los aumentos en las facturas.

Su par de Córdoba, Juan Schiaretti, avaló la posición del presidente Mauricio Macri respecto a las tarifas y se pronunció en contra de que el Congreso legisle sobre tarifas, al entender que se trata de un tema que es "responsabilidad exclusiva del Gobierno".

Más duro, otro gobernador peronista, el entrerriano Gustavo Bordet, aseguró que "hay ajustes que no pueden hacerse más, ni tarifarios ni sobre los salarios", en declaraciones que formuló tras reducir días atrás un 50 por ciento el impuesto provincial en las facturas del servicio eléctrico.

Cambiemos buscará este martes escuchar sus posiciones pese al plazo que les buscó imponer el jefe de los senadores del peronismo, Miguel Pichetto, quien emplazó al Gobierno a buscar una propuesta "superadora" antes de las 19 del martes.

El proyecto que impulsa el peronismo propone retrotraer los valores de las tarifas de servicios públicos al primero de noviembre de 2017 y establece que las subas no pueden ser mayores a los aumentos de salarios.

Comentá y expresate