El anuncio se convirtió en hechos en unas pocas horas. Temprano se conoció la decisión de la justicia de cambiar jurisprudencia y a media tarde, con la resolución firme, la libertad de Lula Da Silva era una celebración que excedía los límites de Brasil.

Desde distintos puntos del mundo, tanto fuerzas políticas como ciudadanos en general, manifestaron su alegría y satisfacción por esta determinación que daba respuestas a un reclamo popular. Lula, ex presidente de Brasil, había pasado 580 días preso a partir de un fallo de primera instancia que sus abogados apelaron.

Embed

Aquí la reacción de la clase política no tardó en asomar. El propio presidente electo, Alberto Fernández, y su compañera de fórmula y futura vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, estuvieron a la cabeza de tantos que recurrieron a las redes sociales para hacer llegar sus saludos al tornero que sin formación universitaria llegó a conducir el país más grande de Sudamérica.

Y más cerca, en Mar del Plata, la militancia del Frente de Todos sorprendió a última hora con un espectacular video grabado en la playa Bristol. Desde la postal más famosa de la ciudad, a metros de donde Lula participó de las cumbres de las Américas (2005) e Iberoamericana (2010), cientos de personas le pusieron el cuerpo a un mensaje más que original.

Alineados, siempre sobre la arena de la principal playa marplatense, formaron dos palabras en portugués que son un símbolo de una lucha de más de un año y medio que sumó millones de adhesiones: "Lula Livre"

El video fue difundido desde la cuenta de Twitter de la ex candidata a intendenta por Frente de Todos, Fernanda Raverta. "Desde Mar del Plata decimos Lula Livre"

Comentá y expresate