Supo del éxito desde muy pequeño. La televisión le abrió las puertas de una profesión que le dio buen pasar y fama. Y un recorrido en el que se encontró con varios tropiezos, algunos más allá de lo que la propia labor.

Gastón Pauls tuvo la valentía de poner el pecho y buscar una salida ante las dificultades que se le cruzaron, en particular las adicciones, que lo tuvieron a mal traer durante un buen tiempo y cambiaron su vida en buena medida

Pero de a poco, con mucha voluntad y también ayuda, empezó a encontrar un camino de recuperación. En declaraciones a la Revista Pronto destaca en especial la colaboración que en ese sentido tuvo del predicador Luis Palau, con quien tuvo su primer encuentro en Estados Unidos y al que también interpretó en un film.

gaston pauls.png

"Vengo de un medio en el que se tapaba y se tapa todo. Todos sabemos la cantidad de excesos que existen y yo ya no puedo ni quiero ser parte de eso", dijo sobre el tema.

De Palau destacó que es el pastor latino “más influyente del mundo” y que tuvo una decena de encuentros con él. Sin necesidad de convertirse en parte del evangelismo, pudo rescatar valores y lineamientos que le permitieron salir de las adicciones.

“Prefiero que mi relación con Dios se afiance día a día sin ir a una iglesia. Es el camino que elegí y, como a mí me hizo bien, mi objetivo es compartir con otros eso que a mí me hizo tan bien, pero no dentro de una estructura eclesiástica", relató.

También explicó que ha dado un paso muy grande y que le queda por delante “seguir potenciando mi recuperación, y eso lo hago compartiendo mi historia y escuchando las del resto”.

Se ha ocupado de llevar su testimonio allí donde crea que es útil para otros que pasan por su misma situación. “En Colombia un día me paré en un escenario y hablé para 200 mil personas. Fue una locura y en España hablé para otras 50 mil”, recordó. Dice que luego de cada una de esas experiencias se siente muy bien porque “entiendo que sigo el camino que quería elegir”.

Comentá y expresate