En las primeras horas de la mañana, Jorge Messi arribó al Aeropuerto El Prat, de Barcelona, y se espera que en el transcurso del día, o a más tardar mañana, se reúna con Josep María Bartomeu, el presidente del Barça, para tratar de destrabar la salida de Lionel Messi.

En su llegada a las oficinas que posee en la ciudad, el medio catalán Deportes Cuatro le consultó sobre el futuro de Messi en el club y su respuesta fue un escueto:"Difícil, díficil". Luego de esa breve interacción con la prensa, el padre del astro rosarino se reunió con los abogados del jugador para terminar de delinear la estrategia a seguir.

Se sabe que la intención de Messi es marcharse y que el club reciba un resarcimiento, pero no el estipulado por aquella cláusula de 700 millones de euros, que es lo que pretende Bartomeu. Por eso, las palabras de Jorge solo confirman lo que se venía anticipando, que es que el futuro de la Pulga está cada vez más lejos de Barcelona.

A su vez, en esos apenas 20 segundos de contacto con la prensa, Jorge Messi dijo que todavía no había habido contactos con Manchester City, el principal pretendiente de Lionel, y hasta desmintió una supuesta charla con Pep Guardiola. "No hablé con Pep. No hablé con nadie", dijo.

Comentá y expresate