Por Lic. Liliana Touceda

El edificio del Congreso Nacional, donde se reúnen y tienen sus despachos, los Senadores y Diputados Nacionales, ha sido declarado en 1993, “Monumento Histórico y Artístico Nacional”. Entre otras consideraciones, el decreto establece que su declaratoria se debe a que "el edificio del Congreso constituye un referente de nuestra identidad cultural, por lo que se considera necesaria la preservación y presencia física de sus valores históricos y estéticos".

El imponente palacio obra del arquitecto italiano Víctor Meano se inscribe en la corriente arquitectónica que reconoce tres ejes centrales: el academicismo, el eclecticismo y el clasicismo, estilos constructivos propios de fines SXIX y principios del XX. Su aspecto sobresaliente está en la imponente cúpula de ochenta metros de altura, que refuerza la monumentalidad del edificio.

Ocupa la manzana comprendida por la calles Entre Ríos, Combate de los Pozos, Yrigoyen y Rivadavia, esta locación demarcó un eje cívico en torno a la Avenida de Mayo, en cuyos extremos se sitúa la Casa de Gobierno y el Cabildo histórico, por un lado, y el Congreso Nacional, por el otro. La Plaza del Congreso permite la contemplación de esta obra monumental y la hace visible desde la señorial Av. de Mayo.

En 1906 estando aún sin concluir la obra, los legisladores decidieron inaugurar allí el período legislativo. Para 1946 quedó finalmente concluido.

Su hermosa cúpula de hierro revestido en cobre, posee cuatro pórticos y el tiempo le ha dado una tonalidad verde que caracteriza al Palacio del Congreso.

Congreso 2.jpg

En la explanada de acceso se destacan dos grupos escultóricos a ambos lados de la explanada, fueron realizados por la escultora tucumana Lola Mora. Uno de ellos representa la Libertad, el Comercio y dos leones, el otro representa La Paz, La Justicia y El Trabajo.

Sobre el pórtico de seis columnas corintias de la entrada ceremonial se encuentra una hermosa escultura: la cuadriga de bronce que representa la República triunfante, sobre un carro tirado por cuatro caballos. Esta escultura tiene ocho metros de altura y veinte toneladas de peso.

En las cuatro esquinas del techo, pueden verse las Victorias Aladas, esculturas realizadas por Víctor de Pol, al igual que la cuadriga.

El Salón de las Provincias forma parte del acceso al Palacio, en altura tiene un gran vitral que representa la República Argentina, sobre un fondo de campos cultivados, símbolo de progreso económico.

El Salón Azul tiene ocho lados que sostienen la cúpula, ocho columnas de mármol enmarcan los accesos, el piso es de mosaicos de origen alemán, las paredes fueron revestidas en mármol y los zócalos son de granito rojo procedente de Bélgica, y cuatro nichos de mármol rosa lucen sendos jarrones de bronce.

Congreso 4.jpg

Puede verse en lo alto el interior de la cúpula,decorada con rosetones, con una base decorada con veinticuatro esculturas, alegorías al comercio, las comunicaciones, la caza, la pesca y el transporte, entre otras actividades.

A 65 metros de altura, en el centro de la cúpula se destaca una enorme araña de bronce, de 5 metros de altura y 2,90 de diámetro, realizada con cartuchos de Guerra de la Nación.

Esta araña cuenta la historia argentina a partir del uso de múltiples símbolos y alegorías. En el centro cinco lámparas tienen la forma de atados de trigo y cañas de azúcar, principales fuentes de riqueza de nuestro país en tiempos de su construcción.

En el aro principal, están representados: el Cabildo Abierto, la primera Junta de Gobierno, la Batalla de Suipacha, la Jura de la Bandera, la Batalla de San Lorenzo, la Jura de la Independencia, el Cruce de los Andes y la Batalla de Chacabuco. En la parte superior de la araña se encuentran los bustos de San Martín, Belgrano, Saavedra, Pueyrredón, Rivadavia, Rodríguez Peña, Castelli y Mariano Moreno.

Congreso 8.jpg

En el interior nos encontraremos con el recinto de la Cámara de Senadores que tiene el formato de un hemiciclo de 72 bancas y dos pisos de galerías para el público y la prensa. Decorados con cortinados y alfombras color púrpura. Al frente se encuentra el estrado que ocupa el Presidente, los secretarios y prosecretarios.

El recinto de la Cámara de Diputados también tiene forma de hemiciclo posee 257 bancas, y está dotado de tres pisos con balcones y palcos. Este recinto incluye tres pisos con balcones o palcos en galería. Lo decoran mármoles de tonos claros y columnas monumentales, destaca un gran vitral con el Escudo Nacional rodeado de figuras alegóricas.

Congreso 9.jpg

El Salón de los Pasos Perdidos constituye la antesala del recinto de la Cámara de Diputados, es el lugar que ocupa la prensa durante las sesiones, donde se desarrollan actividades culturales y honras fúnebres a personalidades de la cultura.

Destacan dos grandes pinturas como "Los Constituyentes del 53" obra de Antonio Alice de 1935, y “El presidente Julio Argentino Roca inaugura el período legislativo” obra de 1886, del pintor Juan Manuel Blanes.

Congreso 7.jpg

El Salón de Honordestinado a recibir autoridades y delegaciones, ostenta grandes ventanales con vitrales con el escudo nacional enmarcados por cortinados de pana y columnas verdes estriadas de mármol. En sus paredes se exhiben importantes óleos: “Fray Mamerto Esquiú”, de Antonio Alice, “La primera Junta de Gobierno”, de Vila y Prades, “Los viejos tejados” de Gil Roy y “El bien y el mal”, de Rebonedo.

El Salón Arturo Illia aquí se desarrollan reuniones de comisiones, conferencias de prensa y diferentes actividades culturales abiertas al público. El mobiliario es de estilo inglés, la boiserie de estilo francés de roble de Eslavonia y los pisos son marqueteados en roble. En sus paredes se enmarcan retratos al óleo de presidentes y vicepresidentes argentinos.

El Salón Eva Perón es de tono rosado tanto sus paredes, como cortinados y tapizados, lugar recordatorio de la inserción de la mujer en la vida política. Fue el salón de reuniones de las seis primeras Senadoras de la Nación en 1952.

Los pisos están marquetados en roble de Eslavonia, la boiserie es de roble enchapado en nogal lustrada y posee tres grandes arañas de bronce decoradas con piedras de cristal de roca y tulipas de cristal de Baccarat.

Allí se encuentran, un busto dorado de Eva y una vitrina de cristal que guarda su sudario.

Congreso 6.jpg

Y finalmente se puede llegar al espacio de la Biblioteca del Congreso fundada en 1859 para uso de los legisladores de ambas Cámaras, investigadores y público.

Su Salón de lectura es de 1917, está revestido en nogal italiano, tallado y lustrado. Tanto los muros, como estanterías y barandas hasta el primer piso. Es destacable el reloj obsequiado por la Infanta Isabel de Borbón en 1910.

Y de esta manera, concluimos con el recorrido, que podríamos realizar por este descollante Monumento Histórico y Artístico Nacional.

Congreso 10.jpg

Comentá y expresate