Lola Latorre, hija de Diego y Yanina Latorre, quedó envuelta en una cuestión judicial luego de que policías la interceptaran cuando salía de una vivienda rural donde se había desarrollado una fiesta clandestina.

Según confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, la joven participante del reality "Cantando 2020" es una de las 140 personas notificadas por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal. Ella y sus familiares desmienten la versión.

"Estuvo en el lugar y fue en auxilio de una amiga que estaba en el campo", aseguró Fernando Burlando, abogado de la involucrada. Según el profesional, de acuerdo a declaraciones que hizo al diario La Nación, "le notifican, pero ella no firma el acta de procedimiento". "No va a ser imputada pero le pueden pedir explicaciones; no sabemos si un juez la va a citar o no", dijo.

Pero el letrado insistió que su cliente "no entró al lugar, no estaba en la fiesta sino en el estacionamiento. Fue a buscar a la amiga y donde estaban los autos estaba la policía".

De acuerdo al parte policial, personal de la Patrulla Rural de Mercedes recibió la denuncia de una fiesta clandestina en calle 667 y 638. Hasta allí acudieron personal y móviles, donde constataron que había "un grupo de 500 personas".

El formato de ese encuentro ,de acuerdo a lo que se pudo investigar, era el de un evento privado. Los asistentes pagaban una entrada y en el interior también podían comprar bebidas para consumir. Se asegura que muchos de los asistentes llegaron en combis que se movilizaron desde Capital Federal.

"La joven (Latorre) firmó la imputación; en este caso, nosotros aprehendemos por estar incumpliendo el artículo 205, pero inmediatamente la fiscalía ordena la liberación de todos los asistentes a la fiesta, que se desarrollaba en el parque de una casa quinta; y la joven estaba entre los 140, más todos los que escaparon a campo traviesa, pero no se puede discutir que estaba presente y bailando con un grupo de amigas", publicó La Nación.

Comentá y expresate