Los inversores percibieron una calma en los últimos meses a partir de la estabilidad cambiaria, la desaceleración de la inflación y el leve rebote económico. Sin embargo, mantienen la cautela ante las primarias de agosto.

En este contexto, el Gobierno no deja de mantener reuniones periódicas con los empresarios extranjeros, donde se focaliza en un discurso triunfalista: se están equilibrando las cuentas públicas, se están corrigiendo las distorsiones de precios y se está impulsando una competitividad sistémica, les plantea el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a los inversores con los que se reúne, según publicó Infobae.

En estos encuentros, el ministro remarca que el déficit fiscal viene cayendo consistentemente a partir de la reducción del gasto real y que este año se logrará el equilibrio fiscal primario. "El reordenamiento fiscal del gobierno nacional no se logró a costa de las finanzas provinciales. Por el contrario, la posición fiscal consolidada de las provincias es superavitaria", dice la presentación, actualizada, que Dujovne usa para estos encuentros con inversores.

Sobre este punto, Hacienda afirma que la meta fiscal del semestre se sobrecumplió en $10.000 millones (se logró un superávit primario de $40.000 millones) y que cumplirán también la meta anual. Lo que no aclaran, pero que todos los analistas y hasta el propio Gobierno lo dicen, es que será con los "ajustadores", es decir que el acuerdo con el FMI permite un déficit primario de 0,5% por gasto social o de capital.

Según la presentación de Hacienda, hace 24 meses consecutivos que los ingresos crecen por encima del gasto primario. En junio, puntualmente, el gasto creció 32% menos que los ingresos en términos interanuales. El gasto real cayó 12% el mes pasado. Una de las filminas de la presentación es que el gasto como porcentaje del PBI será este año el más bajo en diez años (18,5%).

Con respecto a las provincias, Dujovne remarca en estas reuniones con los inversores que mientras que en 2015 sólo 6 provincias tuvieron superávit primario en sus cuentas públicas, el año pasado fueron 17 las que tuvieron ingresos por encima de los gastos primarios. A su vez, 11 jurisdicciones también registraron superávit financiero en 2018.

En cuanto al panorama macroeconómico, el ministro remarca que hay menor volatilidad del tipo de cambio, que la base monetaria está controlada y que la actividad se está recuperando. Aclara que las cuentas externas mejoraron y que nueve meses de superávit comercial revierten la balanza.

En materia de precios relativos, Hacienda destaca ante inversores que "la reducción de subsidios, particularmente en el área de energía, permitió disminuir la distorsión de precios relativos y fomentar el desarrollo de la industria y sus exportaciones". Este año, el peso de los subsidios energéticos será de 1,1% del PBI, frente al 3,3% del 2015.

A su vez, "se está impulsando la competitividad sistémica", como por ejemplo, mediante la modernización del marco regulatorio del mercado de capitales para canalizar el ahorro local a la inversión productiva, además de aumentar la obra pública para mejorar la productividad, especialmente en transporte.

"Las obras viales reducen entre 9% y 12% los costos de exportar y hoy se paga 53% menos que en 2015 el kilómetro de asfalto en la construcción de autopistas y 35% menos en la construcción de rutas", plantea el documento. También hace referencia a la reducción en los tiempos del transporte por tren, la simplificación en los puertos, la modernización de los aeropuertos y las obras viales, que reduce 30% el tiempo de viaje.

Comentá y expresate