El cantante de cumbia Rubén Darío”El Pepo” Castiñeiras, detenido desde hace más de una semana por la muerte uno de sus músicos y su productor tras volcar con el auto que conducía por la ruta 63, podría recibir el alta médica este lunes y continuar el proceso judicial alojado en una comisaría.

Durante la misma jornada también se conocerían los resultados de los estudios toxicológicos sobre muestras de sangre y orina tomadas al acusado. En la causa consta el testimonio de una joven –que viajaban en la camioneta y solo sufrió lesiones- que asegura que el conductor estaba consumiendo bebidas alcohólicas al momento del despiste.

El juez de Garantías de Dolores Cristian Gasquet, que interviene en el caso, admitió esta posibilidad a partir de conocerse que en el hospital donde permanece internado ya habrían decidido que el paciente está en condiciones de retirarse y continuar el tratamiento de manera ambulatorio.

El artista, de 44 años, está acusado de doble homicidio culposo agravado y lesiones culposas agravadas. Si bien los delitos son excarcelables, la justicia decidió mantener privado de libertad al acusado ya que tiene antecedentes penales y entiende que mintió cuando apenas ocurrido el incidente vial aseguró que quien estaba al volante era una de las víctimas fatales.

“El Pepo” tenía lesiones menores (algunos golpes en el rostro y otro en dos dedos de una mano) pero se lo mantuvo internado para asegurarle asistencia psicológica y psiquiátrica en el marco del caso que le toca afrontar.

En caso que las autoridades del Hospital de Dolores decidan darle el alta la justicia dispondría su derivación a una comsisaría de la zona (podría ser en Chascomús, según consigna la agencia Télam).

El caso data de la madrugada del sábado 20, cuando el cantante viajaba hacia San Bernardo para brindar dos shows. Con él iban Romina Candias, una de las coristas; el trompetista Nicolás Carabajal y el manager del artista, Ignacio Abosalhee. Tras un despiste fallecieron estos dos últimos, que viajaban en el asiento de atrás de la camioneta Honda CRV, y la joven sufrió una fractura.

El testimonio de la corista aparece como clave ya que dijo a los investigadores que mientras manejaba “El Pepo” iba tomando una mezcla de vodka con naranja. Los estudios toxicológicos que se realizan sobre muestras de sangre y orina tomadas al acusado se conocerían también este lunes.

Comentá y expresate