El presidente electo, Alberto Fernández, diseña un plan nacional contra el hambre que cuenta con una serie de medidas, como una tarjeta inteligente para comprar alimentos, destinada a madres de niños menores de 6 años y referentes de comedores populares; un seguimiento de la calidad de los productos comprados para fortalecer una política nutricional y la eliminación del IVA a productos de la canasta básica, pero sólo para sectores vulnerables.

El diputado Daniel Arroyo, que por estas horas suena como posible ministro de Desarrollo Social a partir del 10 de diciembre y que el viernes coordinó la primera reunión del consejo federal integrado por referentes políticos, sociales y empresariales, ofreció detalles sobre cómo serán las primeras medidas que se implementarán en el marco del programa "Argentina contra el hambre".

Vamos a implementar una tarjeta de alimentos, que no permite extraer dinero sino comprar alimentos, se carga y se compra.

"Vamos a implementar una tarjeta de alimentos, que no permite extraer dinero sino comprar alimentos, se carga y se compra", explicó Arroyo en diálogo con radio Mitre, y precisó que "la tarjeta de alimentos va a ser monitoreada para tener registro de los productos que se compran, así un conjunto de nutricionistas podrá orientar y mejorar la calidad de lo que consumen los chicos, ya que hoy existe el problema de la malnutrición".

La tarjeta de alimentos va a ser monitoreada para tener registro de los productos que se compran.

Entre otras precisiones, el legislador dijo además que "el monto de la tarjeta se va a definir más cerca del 10 de diciembre", y aclaró que "el puntero político no va a poder darla porque la tarjeta la va a otorgar el banco público".

Comentá y expresate