El Plan Nacional de Lecturas, impulsado por el gobierno nacional, llegará a Mar del Plata el sábado 1 y domingo 2 de febrero, con su propuesta para que chicos, chicas y adolescentes puedan explorar y disfrutar, de manera libre y gratuita, actividades que combinan la lectura y las nuevas tecnologías.

Guiados por especialistas, los niños, niñas y familias que se acerquen a la biblioteca itinerante que recorrerá estas playas, podrán encontrar diferentes actividades donde la lectura se estimula a través de diferentes tecnologías aplicadas. La propuesta ofrece una experiencia de lectura que incluye cuatro ejes, fabricación, sonidos, ciencia y multimedia de muchos autores nacionales.

El móvil del Plan Nacional de Lecturas comenzó su recorrido en Mar de Ajó, y continuará hasta el 11 de febrero por toda la costa argentina. Durante su reciente visita por las ciudades de la costa atlántica, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, comentó que “la biblioplaya del Plan Nacional de Lecturas nos permite seguir promoviendo en cada balneario que recorre, el derecho a la lectura y fomentar los espacios en familia y colectivos para disfrutar la lectura recreativa”.

Al momento ya lleva recorridas las ciudades de Mar de Ajó, Santa Teresita, Pinamar, Valeria del Mar y Villa Gesell en donde miles de personas disfrutaron de la propuesta, interactuando con las experiencias que el Plan Nacional de Lecturas propone. Asimismo, los shows musicales de cierre fueron bienvenidos por todas familias que eligieron esas playas para vacacionar.

En Mar del Plata, la biblioplaya estará el 1 y 2 de febrero a partir de las 17 en la Plazoleta Almirante Brown (Avenida Peralta Ramos y Moreno).Habrá bandas en vivo, con la presencia de Bigolates, Pim-Pau, Barbi Ricanati y Luyara Tink DJ.

Además se puede conocer Biblioplaya para leer y jugar, laboratorios móviles para chicos y lectura de cuentos a cargo de dos cuentacuentos.

Acerca del Plan Nacional de Lecturas

El PNLs fue lanzado en enero de 2020 por el Presidente de la Nación Alberto Fernández y el Ministerio de Educación. Tiene como destinatarios a 10 millones de niños, niñas y adolescentes de nivel primario y secundario de todo el país. El objetivo central de esta iniciativa es garantizar el efectivo derecho a la lectura como herramienta para democratizar el conocimiento.

Las desiguales posibilidades de acceso a la cultura escrita, nos hablan de una dimensión de la pobreza: el 68,3 por ciento de los niños y niñas de 0 a 12 años que viven en contextos de mayor vulnerabilidad económica no tienen libros en sus casas.

Comentá y expresate