En un contexto de suba de las tasas de interés que se pagan a los depósitos, con un dólar blue que sigue aumentando cada vez mas y una inflación que se mantiene en niveles elevados, los ahorristas se preguntan si los plazos fijos UVA siguen siendo un buen negocio, ya que son el instrumento de inversión que ajusta en base a los incrementos de los precios de la economía.

En base a esto, hay una principal atención en la particular versión de plazos fijos UVA "calesita", propuesta por el analista Salvador Di Stefano, que consiste en establecer tres de estas colocaciones separadas a distintos períodos, para lograr que, luego del lapso mínimo de encaje de 90 días que requiere esta herramienta financiera, cada mes comience a vencer una de ellas.

Cabe recordar que el plazo fijo UVA precancelable permite realizar una colocación a más de 90 días, en la que paga la inflación de los 45 días previos a la constitución y de los 45 posteriores, más 1% de premio. Al mismo tiempo, permite cancelarlo y retirar los fondos depositados desde los 30 días hasta los 89 días, pero en ese caso paga solamente la tasa de precancelación, que es de 48% anual.

En cambio, el plazo fijo tradicional sólo establece 30 días de encaje del dinero invertido, y desde mediados de junio paga una tasa de interés anual (TNA) de 53%.

image.png

Cómo es el plazo fijo UVA "calesita"

Para conocer cómo es el plazo fijo UVA calesita, se puede mostrar el ejemplo de una inversión de $300.000, que se puede dividir de la siguiente forma:

Primero se realiza un plazo fijo UVA precancelable a 90 días de $100.000. En ese mismo momento se constituye otro plazo fijo UVA a 120 días por un monto de $100.000 pesos, y por último, se establece un tercer plazo fijo UVA a 150 días por el mismo monto.

"Si bien durante los primeros 89 días no habrá ningún vencimiento, a partir del día 90 comienza a vencer el primer plazo fijo, el cual, nuevamente, se sugiere renovar a 90 días", dice Di Stefano.

Para acotar que un mes después de eso, al día 120, vence el segundo plazo fijo, el cual también propone renovar a 90 días. Por último, al día 150, vence el tercer plazo fijo UVA, que se sugiere también renovar a 90 días. De esta manera se arma la "calesita".

image.png

¿es negocio el plazo fijo calesita?

Respecto a los últimos cambios que hubo en el mes de junio, en cuanto a la mayor tasa de interés que ahora pagan los plazos fijos tradicionales, a lo que se suma una inflación estimada en 5% mensual y un dólar libre que se ha despertado, Di Stefano aclaró que en este contexto el plazo fijo calesita no cambió nada, ya que según estimaciones de una inflación en el orden del 80% anual, esa escalada de precios es más interesante que hacer un plazo fijo tradicional, que otorga un porcentaje inferior de 53% anual".

Luego, el analista agrega que según el, el Gobierno hace una política de atrasar el tipo de cambio para ver si puede hacer bajar los índices de inflación del nivel actual de 5,1% mensual. En base a esto, Di Stefano cree que esto no va a ocurrir y que la inflación va a seguir muy alta, con lo cual, cubrirse con el plazo fijo UVA resulta ser una opción interesante. Esto se debe a que, según las proyecciones de este experto, puede brindar una rentabilidad para los próximos 12 meses de alrededor del 87%.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate