El banco más grande del mundo por capitalización bursátil y uno de los más prestigiosos, el estadounidense J. P. Morgan, presentó un informe en el que analiza cómo la nueva variante Ómicrondel coronaviruspodría afectar a la economía global.

Los economistas a cargo del reporte señalaron que un factor importante a destacar sobre Ómicron, es que todos los países le están haciendo frente al mismo tiempo, algo que no ocurrió con las cepas anteriores del coronavirus, por lo que no deberían existir desequilibrios entre la demanda y la oferta de bienes y servicios.

"La rápida propagación de ómicron y su reducida virulencia apuntan a una ola más sincronizada en todo el mundo", detalla el informe "Aunque el recuento de casos se concentra actualmente en Estados Unidos y Europa, los controles no son lo suficientemente estrictos como para evitar que el virus se extienda por todo el mundo antes de que finalice el próximo trimestre", añaden los expertos de J. P. Morgan.

image.png

Además, por las campañas de vacunación exitosas en gran parte del mundo, la variante Ómicron tendría consecuencias más leves en las economías del mundo. La desaceleración económica no sería tan pronunciada como en otras ocasiones de la pandemia de coronavirus.

"Una oleada más sincronizada podría ejercer una mayor presión a la baja sobre el crecimiento mundial, pero es poco probable que genere la debilidad regional concentrada de anteriores oleadas de COVID", sostuvieron los analistas.

También destacan que la expansión de Ómicron coincide con que la cadena de suministro comenzó una etapa de recuperación progresiva en los últimos meses, lo que cambia el escenario global en comparación con los primeros golpes que dio la pandemia.

"Creemos que esta oleada probablemente amortiguará principalmente la demanda del sector de los servicios y es poco probable que interrumpa la trayectoria de la industria mundial". concluyen los expertos de la firma norteamericana J. P. Morgan.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate