La diferencia era mínima y sin jugar bien, el equipo de Gustavo Álvarez iba por la igualdad. El local tampoco había tenido un gran partidp y el gol que marcó Schunke era todo lo que tenía para destacar.

Hasta que sobre el final, cuando se jugaba el cuarto y último minuto adicionado por el árbitro Fernando Espinoza, Hernán Burbano empujó la pelota al gol tras un desborde y centro enviado desde la izquierda por Villalba. Festejaba el delantero, que había ingresado en la segunda etapa, cuando vio la bandera en alto del asistente Manuel Sánchez.

Embed

La imagen televisiva confirma la sensación que tuvieron quienes relataban el partido: Burbano estaba habilitado, en la misma línea que el último defensor de Estudiantes de La Plata.

Comentá y expresate