El presidente Alberto Fernández consideró que "no es simple llevar el fútbol a las provincias" para que se reanuden los campeonatos suspendidos por la pandemia de coronavirus, y calificó "como una locura" pensar en que los torneos de AFA puedan jugarse con público.

"Estamos analizando cuándo volvemos y tenemos esa propuesta de ir a jugar al interior, a las provincias, pero no es algo sencillo. Volver a jugar con público hoy sería una locura", señaló Fernández en declaraciones a la señal televisiva TyC Sports.

En ese sentido, el presidente criticó la decisión que tomó esta semana el club Riestra, que milita en la Primera Nacional, y que decidió retornar a los entrenamientos en una franca violación de las normas del aislamiento social.

"No vi las imágenes, oí la noticia. Creo que hay que ser muy cuidadosos, un plantel de fútbol no tiene menos de veinte jugadores. Eso no está bueno, porque además hay un efecto en la actividad deportiva que los médicos señalan", indicó Fernández.

La entrevista que brindó el mandatario estuvo enfocada principalmente a la problemática del fútbol, el deporte en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La organización de los campeonatos del fútbol argentino y la forma en la cual retornarán a los entrenamientos los deportistas que se preparan para los Juegos Olímpicos de Tokio, fueron algunos de los tópicos abordados en la charla que mantuvo el mandatario, hincha de Argentinos Juniors, con periodistas de este canal.

Reunión con Gallardo

El presidente manifestó además "respeto y admiración" por el director técnico de River, Marcelo Gallardo, con quien se comunicó para conocer su opinión por la pandemia del coronavirus.

Fernández expresó que "el gobierno sabe que el fútbol es importante para la gente como divertimento y sentimientos", pero se mostró crítico con los aspectos organizativos de los torneos de AFA.

"Creo que debemos pensar qué tipo de fútbol queremos y qué es lo que pretendemos. Si la idea es seguir exportando jugadores tenemos que trabajar bien con las inferiores. Algunas cosas no se entienden, se arma una súperliga y después volvemos al formato anterior. El Estado no se va a meter en la organización de los campeonatos, pero los hinchas tenemos que discutir qué fútbol queremos", observó.

También consideró que en las actuales circunstancias, los clubes "no pueden cobrar por servicios que no están dando", al estimar que "no puede haber" aumento de los abonos y las cuotas sociales "cuando no se juega al fútbol".

Comentá y expresate