En una extensa reunión virtual que mantuvo con los gobernadores, y que se prolongó durante más de dos horas, el presidente Alberto Fernández propuso restricciones nocturnas a la circulación, en principio, de 23 a 6, para combatir el avance de casos de coronavirus que se registra desde las últimas semanas en distintas ciudades del país.

Además de limitar la nocturnidad, el Gobierno les propuso a los jefes provinciales que se acoten los viajes al exterior, que se exija la realización de test PCR en el momento que alguien llega a cualquier provincia por vía aérea, que se acote a 10 el número de asistentes en reuniones y que se restrinja nuevamente el uso de transporte público para trabajadores esenciales.

Todo esto con la intención de “no frenar la economía”, y “no frustrar vacaciones ni actividades en lugares turísticos”, informaron fuentes oficiales, según publicó Infobae.

El encuentro fue por videoconferencia y terminó cerca de las 16. Según la Casa Rosada, los gobernadores respaldaron las propuestas y se acordó continuar los diálogos.

El Presidente estuvo acompañado por los ministros de Salud, Ginés González García, y de Interior, Eduardo de Pedro, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Participaron del encuentro virtual el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta -que informó esta por las redes sociales que dio positivo en coronavirus- y los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Catamarca, Raúl Jalil; Chaco, Jorge Capitanich; Chubut, Mariano Arcioni; Córdoba, Juan Schiaretti; Corrientes, Gustavo Valdés; y Entre Ríos, Gustavo Bordet.

También estuvieron presentes los mandatarios provinciales de Formosa, Gildo Insfrán; Jujuy, Gerardo Morales; La Pampa, Sergio Ziliotto; La Rioja, Ricardo Quintela; Mendoza, Rodolfo Suárez; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; Neuquén, Omar Gutiérrez; Río Negro, Arabela Carreras; Salta, Gustavo Sáenz; y San Juan, Sergio Uñac.

También formaron parte de la reunión los gobernadores de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; Santa Cruz, Alicia Kirchner; Santa Fe, Omar Perotti; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella; y Tucumán, Juan Manzur.

El mes pasado, el Gobierno nacional prorrogó el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) hasta fines de enero, pero el aumento de casos obligó en los últimos días a volver a restricciones en algunos distritos.

Chaco, Formosa, La Pampa y municipios de Buenos Aires y Santa Fe dispusieron en las últimas horas restricciones a la circulación de personas ante la suba de contagios, mientras que Santiago del Estero resolvió exigir hisopados para ingresar al distrito y la ciudad correntina de Mercedes decidió limitar el horario de entrada en los accesos.

El martes los ministros de Salud del país coincidieron en observar "una falta significativa del cumplimiento de las medidas de prevención para mitigar la transmisión del virus que puede propiciar el adelanto de una segunda ola", según expresaron en la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa).

"Estamos preocupados por el tremendo cambio de actitud de la gente", dijo el ministro de Salud, Ginés González García, en el encuentro de ayer del Cofesa, que tuvo como eje la evolución de la pandemia de Covid-19 y las medidas a adoptar.

"Empezamos a pagar el costo de esta conducta asociada con una percepción de que esto ya pasó. Primero se infectan los jóvenes, transmiten el virus a otros y empezamos con las internaciones", advirtió el titular de la cartera de Salud.

En tanto, en el reporte sobre la situación sanitaria brindado hoy, Vizzotti llamó a "prestar atención y redoblar los esfuerzos" en los cuidados individuales frente a la pandemia para "disminuir la transmisión" de la enfermedad, ante el incremento registrado en las últimas semanas.

Comentá y expresate