La comunidad internacional viene reclamando una sola solución al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania: el diálogo, una vía que hasta ahora parece bastante esquiva de la realidad. Aunque hubo algunos encuentros entre delegaciones ucranianas y rusas, las negociaciones fueron infructuosas. Un encuentro entre los presidentes, Vladimir Putin y Volodímir Zelenski parece irreal en este momento. Sin embargo, el mandatario ucraniano señaló su predisposición para ello.

Lo que dijo Zelenski es que está "dispuesto a hablar" con su par de Rusia "pero sin ultimátum". También señaló que quiere negociar con el Kremlin para "salvar a los vivos y sacar a los muertos" de la acería de Azovstal, en Mariúpol.

En sus palabras, lo que dificulta mantener negociaciones con Moscú es el hecho de que "todos los días los rusos ocupan pueblos", al igual que "mucha gente (ucraniana) ha dejado sus casas y ha sido asesinada por los rusos". Insistió en que la gente de Ucrania está sufriendo "torturas y asesinatos" constantes, lo que "complica mucho las cosas".

image.png

"Estamos haciendo todo lo posible, hemos dado la información a los rusos. Suiza y Turquía participan en este asunto y también hablé con el presidente de Finlandia, que hablará con Putin", dijo Zelenski sobre la situación de los combates en Azovstal.

Además, en diálogo con la televisión italiana volvió a argumentar que es necesaria una retirada "cuanto antes" del Ejército ruso del territorio ucraniano y que los responsables de la guerra deben "responder por lo que han hecho".

En ese sentido, el pasado jueves, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución que determina investigar la comisión de "crímenes de guerra" por parte del Ejército ruso en Ucrania.

"Ucrania quiere la paz"

"Sé que Putin quería lograr un resultado pero no lo ha conseguido", dijo, en referencia a un posible trueque para finalizar la guerra. "Que se nos proponga entregar algo para salvar la cara del presidente ruso no es justo. Ucrania no va a salvar la cara de alguien pagando", insistió.

Allí se detuvo a hablar sobre uno de los territorios más conflictuados en esta lucha: la península de Crimea, anexionada por Rusia en el año 2014. Zelenski aseguró que en ningún momento se planteó "reconocer la independencia de Crimea" y que, al contrario, "siempre ha sido territorio ucraniano".

En cuanto a las peticiones de Ucrania señaló: "Ucrania quiere la paz, cosas muy normales, como el respeto a la soberanía, la integridad territorial, las tradiciones de la gente, el idioma. Pueden ser cosas triviales pero han sido violadas por Rusia y deben ser devueltas".

A su vez dijo que los ucranianos deben ganar el conflicto y que "no tienen derecho a perderlo tras las decenas de miles de muertos" que la guerra produjo.

image.png

Aunque fue claro con las dificultades de sus fuerzas en tanto números, ya que admitió que el Ejército de Rusia es "cuatro veces más grande" y que "su estado es ocho veces más grande", matizó que los ucranianos son "diez veces más fuertes como personas" porque el hecho de defender su territorio los motiva a luchar con más ahínco.

Allí hizo el contraste: "Para nosotros, la victoria es recuperar nuestras cosas, para ellos es robar algo". "Rusia es más fuerte, pero el mundo está con nosotros y sentimos que poco a poco lo estamos logrando", dijo Zelenski.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate