Floppy Tesouro está atravesando un momento bastante complicado. Tras dos años de matrimonio y una hija en común, se acaba de separar de Rodrigo Fernández Prieto y siente que el mundo se le vino abajo.

Fue la modelo quien confirmó la ruptura y no pudo evitar romper en llanto. “Yo no quería que esto le esté pasando a mi familia. Tuvimos una charla de casi 4 horas súper civilizada. Ante todo siempre fuimos mejores amigos, entonces eso hace que uno tenga mucha confianza para con el otro para hablar, y fuimos honestos con esto que nos está pasando. No nos estamos encontrando. Él es una gran persona y un gran papá, pero como pareja a veces uno elige un camino y el otro, otro. Yo soy muy ‘Susanita’, muy compañera, me brindo mucho, me entrego entera, y eso a veces te hace golpear un poco contra la pared”, comenzó explicando Tesouro En Incorrectas, el programa de Moria Casán.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

#snowfamily @rodrifp #Moorea&Mami

Una publicación compartida por Floppy Tesouro (@floppytesouro) el

Acto seguido, dio a entender que la pasión se había terminado: “Sé que él me ama profundamente y que su hija y yo somos los amores de su vida como me dijo el día que se fue de casa. Pero bueno, es algo que tiene que pasar hoy, no sé qué va a pasar mañana pero tengo que ser honesta con esto que me está pasando. En mi pareja busco un compañero de vida y yo me subí un poco a la moto de que seamos una pareja del 2020 con más libertad. Al principio era divertido, me encanta salir con amigas y disfrutar, y también me encanta sentirme acompañada y protegida. No quiero decir que Rodri no lo haya hecho en este tiempo, quiero decir que en estos últimos meses entre los viajes de trabajo y placer, y la vida social que llevamos los dos, hubo un desencuentro, una desconexión y esa llama ya no estaba prendida”.

En julio, la ex Gran Hermano reconoció que fueron padres muy pronto. Sin embargo, se pusieron felices con la llegada de Moorea, que ahora deberá acostumbrarse a tener padres separados.

Embed

Comentá y expresate