Con varios llamados de atención al gobierno y también algunas diferencias internas, la Unión Cívica Radical ratificó su pertenencia a Cambiemos con un reclamo para “construir un frente más amplio para resolver los desafíos que tiene la Argentina”. “El objetivo siempre sigue siendo el mismo: frenar el populismo”, remarcó el presidente del partido, Alfredo Cornejo, en el cierre de la convención nacional que se desarrolló este lunes en Parque Norte, en Capital Federal.

El documento final solo fue rechazado por 17 de los más de 300 dirigentes que participaron de este encuentro donde se discutió la situación de la fuerza dentro de la coalición que gobierna el país y varias provincias desde 2015.

ucr.jpg

Si bien la mayor parte de los congresales tenía claro que a tan poca distancia de las elecciones primarias no había margen para salir de Cambiemos o aplicar giros importantes puertas adentro, se aprovechó el contexto para dejar en claro diferencias importantes con la gestión de Mauricio Macri, que hasta ahora descartó cualquier plan alternativo e insiste en ir por la reelección.

El radicalismo decidió impulsar un pedido para que se pueda abrir la puertas a aquellos peronistas “que no estén con el populismo”, entendido esto como un guiño para algunos de los referentes que hoy tienen cobijo en Alternativa Federal, la línea justicialista que mantiene distancia con el kirchnerismo.

Comentá y expresate