Cuando tenía 18 años, Inés Arrondo le anunció a su papá Rodolfo que se iba a Buenos Aires a buscar trabajo. Todavía ni imaginaba que iba a ser una gloria de Las Leonas y, mucho menos, que 24 años después iba a llegar a ser la primera mujer en quedar a cargo del deporte argentino. Hoy tiene 42, es madre de dos hijos y, elegida por Alberto Fernández, afrontará uno de los desafíos más grandes de su vida.

Arrondo se inició en el deporte a través del programa deportivo de la Sociedad de Fomento de Caisamar. Fue la primera medallista olímpica que dio Mar del Plata. Se inició en Universitario de Mar del Plata y luego pasó a jugar a nivel metropolitano en Saint Catherine's. Con la Selección Argentina de hockey femenino tuvo una relación especial: diseñó el primer logo con la imagen de una leona, que desde ese momento fue el símbolo de identificación del equipo. Delantera y jugadora polifuncional, fue campeona del mundo en 2002 y doble medallista olímpica (plata en Sydney 2000 y Atenas 2004), además de obtener las medallas doradas panamericanas en Winnipeg 99 y Santo Domingo 2003, además del Champions Trophy 2001.

No fue fácil para Arrondo dejar de jugar al hockey: el duelo fue un proceso largo y difícil, hasta que volvió a vivir en Mar del Plata y, además de colaborar en Universitario, se dedicó a la gestión deportiva, una función en la que encontró el lugar para volcar toda la experiencia, los valores y el conocimiento acumulado en su carrera.

Hace varios años que la ex Leona forma parte del Emder. Se inició en Deporte Social y luego pasó por Deporte Federado, hasta que Horacio Taccone (ex titular del ente) abrió el Centro Municipal de Hockey y la designó como jefa de escenario del lugar. Además, entre 2010 y 2017 coordinó un programa de la Secretaría de Deporte de General Pueyrredon, orientada al crecimiento de 15 barrios.

El acercamiento entre Arrondo y Alberto Fernández se produjo cuando la ex Leona intentó convertirse en senadora provincial en 2017 para el partido creado por Florencio Randazzo (Cumplir). En ese momento, tras alejarse del Frente Renovador, Fernández era jefe de campaña de Randazzo. No obstante, la marplatense no pudo alcanzar la banca.

En el Gobierno de Alberto Fernández, Arrondo manejará la Secretaría de Deportes de la Nación (dejaría de ser agencia), que integrará el Ministerio de Turismo y Deporte, que será conducido por Matías Lammens. Sin dudas, la apasionante relación entre Arrondo y el deporte pasará a un estadío de mayor compromiso y responsabilidad. La ex Leona tendrá la ardua tarea de mejorar los distintos frentes de un área que redujo notoriamente su presupuesto bajo el Gobierno de Mauricio Macri. Todo un desafío para su recorrido dentro de la política.

Comentá y expresate