Ángel de Brito siempre es reservado en todo lo que hace a su vida privada y nunca quiso que se sepa nada de Javier Medina,su esposo desde 2019. Incluso, nunca contó detalles del casamiento, solo se supo por comentarios de otros famosos que concurrieron a la celebración.

De Brito y Medina se reencontraron luego de pasar varios días separados. El conductor se tomó el avión el 3 de enero y voló a las costas uruguayas, el destino que eligió para arrancar un año lleno de nuevos desafíos con las pilas recargadas.

Hasta el momento siempre se lo había visto solo. Pero alguien que paraba en la playa Chihuahua, en la bahía de Portezuelo, divisó a Ángel tomando mate y charlando muy tranquilo bajo el sol, muy bien acompañado de Javier y de una tercera persona.

“¡Hola Angelito, mateando en Playa Chihuahua!”, posteó el perfil de Instagram Chusmeteando al divulgar las dos fotos en los que se lo ve al periodista con su pareja que se resiste a mostrar y que el año pasado deschavó sin su permiso Yanina Latorre durante una reunión en su casa.

image.png

“Mi familia no tiene interés”, le contestó Ángel en una oportunidad a un seguidor que le preguntó por qué jamás mencionaba a su novio. “Tengo muy separadas esas dos vidas que se juntan, el trabajo y la vida real. No se mezcla lo público con lo privado, sólo se toca a veces”, le explicó otra vez a Graciela Borges.

“Lo tengo bien dividido. Me parece que el que eligió estar en esto soy yo, entonces no tengo por qué involucrar a todos los demás”, aseguró De Brito aquella vez, muy firme en sus principios.

image.png

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate