La Jefatura de Gabinete de Ministros habilitó este viernes bajo, ciertas condiciones, el posible retorno a las actividades académicas presenciales en el sistema universitario argentino. A la espera de la sanción del nuevo DNU del gobierno nacional, la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) decidirá qué actividades presenciales se podrán retomar.

El regreso a las aulas está condicionado a una coordinación con las autoridades sanitarias provinciales y municipales, que deberán habilitar el eventual retorno a actividades presenciales. Además, de acuerdo al protocolo firmado en agosto entre las universidades y el Ministerio de Educación, se exigen determinadas condiciones para la vuelta a presencialidad. El protocolo es de carácter restrictivo y limitante en cuanto a la cantidad de personas que pueden circular y ocupar los espacios físicos.

Desde la UNMdP indicaron que el regreso a clases se realizará de manera escalonada, restringida, con prioridad a aquellas asignaturas que deben realizar prácticas en laboratorios y talleres, dentro y fuera de la universidad, para completar actividades pendientes del primer y segundo cuatrimestre.

El resto de las actividades en su inmensa mayoría se continuarán dictando de manera virtual. En cualquier caso, las mismas serán consensuadas con los respectivos docentes y personal universitario, como así también con sus asociaciones gremiales.

En relación a las perspectivas respecto del inicio del ciclo lectivo 2021, la UNMdP considera que el primer cuatrimestre se continuará dictando principalmente de manera virtual. El retorno a una mayor presencialidad estará determinado por la situación sanitaria y la implementación de un posible plan de vacunación.

Comentá y expresate