Una serie de novedades e indicadores que coincidieron durante los últimos días generó una reacción positiva para la economía argentina ante el mundo. El reflejo más claro es la caída del riesgo país en 20 puntos al cierre de junio, luego de haber alcanzado un pico de 1015 puntos hace casi un mes.

La situación se da mientras el gobierno argentino celebra el acuerdo de comercio entre el Mercosur y la Comunidad Económica, mantiene un dólar estable e incluso a la baja desde hace dos semanas y en días previos se dieron novedades políticas que interesaron a los mercados, como la llegada de Miguel Ángel Pichetto para ser compañero de fórmula de Mauricio Macri en las próximas elecciones generales.

Este lunes la caída fue contundente por la mañana, con casi 3,6% para dejar el indicador en 805 puntos básicos. Al mediodía se dieron algunos ajustes en los mercados que dejaron el Riesgo País de para Argentina en 815 puntos, lo que significa una baja diaria del 2,6%.

Según cita Infobae, para Portfolio Personal Inversiones "la combinación del 'efecto Pichetto', la baja de la inflación, el mayor superávit primario y el menor déficit de cuenta corriente, llevaron a una fuerte mejora en la percepción de Riesgo Argentina y, con menor incertidumbre, bajaron a la par dólar y la tasa de LELIQ".

En el mismo sentido evaluaron desde Research for Traders, que relacionaron esta caída del Riesgo País y el alza de precio de bonos argentinos con "la estabilidad del tipo de cambio, un mejor clima externo ante positivas novedades sobre las negociaciones comerciales entre EEUU y China, elevadas expectativas acerca de una baja en las tasas de interés de la Fed Funds, el reciente acuerdo comercial entre el Mercosur y la UE y encuestas privadas positivas para el Gobierno". Este último dato hace referencia a las elecciones presidenciales que se realizarán a fines de octubre próximo.

Estas novedades se dan en un contexto internacional con novedades grandes, en particular del hecho político histórico que representó el encuentro directo entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par de Corea del Norte, Kim Jon – Un, en un espacio intermedio entre este país y Corea del Sur.

A esto se sumó el encuentro que el mandatario estadounidense mantuvo con el primer ministro chino, Xi Jimping, en el marco de la reunión del G 20, donde habría quedado acordado que no se impondrán aranceles a las importaciones chinas. Y también el cara a cara que Trump tuvo con el presidente ruso, Vladimir Putin, que llevó calma a los mercados.

Comentá y expresate